Sociedad

Hablemos del aborto

Por más de que cada vez sean menos los tabúes en nuestra sociedad, mucha gente sigue teniendo un pensamiento anacrónico para nuestros días, uno de ellos es la opinión que la gente tiene sobre el aborto.

La brecha entre los que están a favor y en contra lo han vuelto un asunto incluso político en la sociedad. Ya no se puede ser tibio y decir que no se tiene opinión al respecto. O estás con nosotros, o no lo estás.

Por mi parte, hubo un largo tiempo en el que estuve en contra del mismo. No me consideraba parte de la estricta categoría de los “pro vida”, que eran de derecha y retrógrados y alababan el gobierno de Cambiemos. Sí. Yo era, o al menos me consideraba de izquierda, leía muchísimo sobre los movimientos de aquel espectro político, creía en la justicia social pero no en el aborto. ¿Por qué?

Temas personales. Vengo de una familia que a pesar de tener las mismas opiniones políticas que yo, está en contra del aborto, y siempre me hablaron mal de eso. Además, vale la pena agregar que una familiar mía, cercana, tuvo un aborto no deseado y jamás se pudo recuperar de eso. Cada vez que me hablaban del aborto, reaccionaba con miedo, incluso con asco, ya que pensaba en el nuevo pariente que pude haber tenido, un hermoso bebé que merecía vivir.

Sin embargo, cambié de opinión acerca del tema. ¿La razón? Comprendí, yendo a una charla de #NiUnaMenos, deseando informarme más acerca del asunto y lo que es el feminismo, que es imposible en esta generación ser de izquierda y estar en contra del aborto. Es una contradicción infinita.

Explicándome mejor, la cosa es así: estás a favor de los derechos de los marginales, los pobres… pero no sos capaz de pensar en que también tienen derecho a la vida. ¿No pensaste en la cantidad de madres que mueren a causa de hacerse abortos clandestinos? Además, el aborto siempre está, las mujeres no van a dejar de abortar, sea legal o no. El aborto es algo que es, y que no se puede negar.

También estarán los que leerán esta nota y dirán “Hablás del derecho a la vida. Pero… ¿y el derecho a la vida que tienen las criaturas?”.

Esto es un tema científico. El feto antes de avanzado el embarazo ni siquiera tiene forma de bebé. No piensa. Ni siquiera tiene cerebro. Sin cerebro, no hay alma. Entonces, ¿de qué muerte estamos hablando?

Yo estoy a favor de la vida, por eso estoy a favor del aborto. También sonará contradictorio dado el panorama actual. Sí, soy pro vida. Pro vida de las personas con bajos recursos, como también de las que los tienen, que poseen derecho a la vida, por lo tanto, pueden decidir sobre sus cuerpos.

Y vos, ¿de qué lado de la brecha estás?

0 comments on “Hablemos del aborto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s