Cultura Sociedad

La mosca en la pared de la revolución cubana

Conmovedor e informativo es el documental del periodista neoyorquino Jon Alpert, sobre la intimidad de Cuba, hacia donde viajó regularmente durante 40 años.

«Si te paran en la calle y te dicen que tenés que ver la película de un gringo neoyorquino, periodista freelance, que filmó durante 42 años más de mil horas de metraje en La Habana, Cuba, y que – en el aniversario exacto de la muerte de Fidel -, estrena por la plataforma más yanqui del mundo un film de cerca de dos horas contando la historia de la Revolución, probablemente el prejuicio te carcoma las ganas de verla». Así escribió el periodista Fernando Barraza, en 2017, sobre la película «Cuba y el cameraman», un documental conmovedor realizado por el norteamericano Jon Alpert, quien viajó regularmente a la isla para retratar a personajes callejeros y rurales en su intimidad, incluido el mismísimo Fidel Castro.

«Porque a esta altura del partido: ¿quién se quiere tomar el tiempo para sentarse a mirar otro avistaje norteamericano acerca de la gran revolución latinoamericana del siglo XX? Menos teniendo en cuenta que el deporte favorito de los gringos es criticar – por derecha y por izquierda -, feroz y constantemente todo lo que la revolución cubana significa. Teniendo en cuenta estos detalles lógicos y hasta puramente racionales – sentenció en el portal mendocino babel -, la tentación de pasar por alto este film es enorme. Pero pasarlo por alto es un gran, gran error».

Fue Fidel quien sintió curiosidad por «ese gringo colado» que tejió una relación especial con la isla

Barraza, en una descripción impecable, señaló que el espacio que Albert dejó para que cada uno «arme lo verdaderamente piensa sobre el devenir histórico de la revolución cubana, es notable. No es Kusturica, ni Oliver Stone…el camino del gringo es más parecido al que planteó el francés Jean Rouch durante la década del 50 al 70 del siglo pasado, ese cine de antropología visual donde mirábamos a los protagonistas como si fuéramos moscas en la pared, recién llegados a un universo tan real como cercano, desconcertados, hasta desnudos para la ocasión».

Humanidad, que vio la cinta por recomendación de Federico Polak, exvocero de Raúl Alfonsín, actualmente en funciones diplomáticas en España, quedó embelesado con el fin que, aseguró coincidentemente Barrasa «tiene el mejor final, el más emotivo que usted haya visto en años. Pruébela…no la olvidará en mucho tiempo».

0 comments on “La mosca en la pared de la revolución cubana

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s