Opinión Política

El peligro de bajarle el precio a la ética

El escándalo de las "Vacunas VIP" provocó la renuncia de un ministro pero también volvió a sacar a la superficie la forma en que funciona el sistema. ¿Seguiremos aceptando esta forma de ser o propondremos valores más honestos?

A los chinos les encanta regatear. Los comerciantes de oriente se entretienen y mucho al momento de negociar con sus potenciales compradores. Cuentan quienes han estado allá que el precio inicial de sus productos es exorbitante. Ellos saben lo que realmente valen, pero no nos lo van a decir. ¿Para qué hacerlo si antes tienen la posibilidad de jugar con nosotros?

Ginés González García tuvo que renunciar a su cargo como Ministro de Salud de la Nación luego de que se diera a conocer que dentro del ministerio había un sector especial de vacunación contra el Covid-19 para personas cercanas al poder. Una muestra más de cómo los poderosos usan sus privilegios para evitar la fila.

La particularidad de este caso está en que las personas que fueron a aquel cuarto, por más dinero o influencia que tengan en sus bolsillos, demostraron no solo ser carentes de principios, ética y responsabilidad ciudadana, sino que también demostraron ser de aquellos que si te tienen que empujar del barco para salvarse, te van a empujar.

El historiador y profesor israelí, Yuval Noah Harari, desarrolla en su libro «21 lecciones para el siglo XXI» algunas ideas sobre las posibles consecuencias del avance de la biotecnología en la humanidad. Se pregunta qué ocurrirá cuando miles de millones de personas vean que pueden ser reemplazadas en sus empleos por robots. ¿Los empresarios y gobiernos utilizarán aquello en favor de la buena vida que cada uno de nosotros merece, o se desharán de nosotros ante lo poco relevantes que seremos para el sistema económico?

Las elites demuestran estar cada vez más interesadas en sí mismas que en el progreso de las sociedades. A modo de ejemplo tenemos la creciente concentración de la riqueza; la utilización de nuestros datos personales en Internet para hacer negocios y posicionar ciertos intereses políticos; y cómo no, el reparto ilegal de vacunas necesitadas por personal sanitario de la primera línea en la lucha contra el coronavirus. Porque sí, el «Vacunagate» no es exclusivo de la Argentina. En Perú también hubo «Vacunas VIP», lo que provocó la renuncia de varios funcionarios.

A inicios de febrero la escritora Beatriz Sarlo reveló que «le habían ofrecido la vacuna por debajo de la mesa». En ese entonces todos sabíamos que estaba mal aceptar un trato por el estilo, por más edad que se tuviese. Sin embargo, el periodista Horacio Verbitsky (de 79 años, solo un año mayor que Sarlo) contó hace pocos días que se había vacunado en estas condiciones, tirando una bomba periodística y provocando la renuncia de un ministro. Fue sin querer… ¿queriendo?

Como era de esperar, la oposición salió a criticar al gobierno, y desde el Frente de Todos salieron a remarcar la poca honestidad de quienes gobernaron los últimos cuatro años. Sin embargo, ninguna de estas dos sirenas son las que realmente hacen ruido. La clase política le ha fallado una vez más al pueblo argentino. Los y las ciudadanas hemos quedado decepcionados por igual, porque la cultura de la viveza pervive en las más altas esferas del Estado.

A ciertos sectores les gusta bajarle el precio a la desigualdad social, naturalizando el hecho de que el sistema funcione así, con corruptos y deshonestos. Pero a diferencia de los mercaderes en China, acá se trata de la política. Y cuando se juega con la política, se juega con la vida y la muerte.

0 comments on “El peligro de bajarle el precio a la ética

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s