Cultura

Muerte de una joven en Entre Ríos

Este sábado 8 de abril Micaela García salía de bailar en un boliche de Gualeguay, Entre Ríos, y fue estrangulada por un hombre de 30 años, quien ya había violado y abusado de otras mujeres.

Cada humano y humana nace en cierta condición social que le induce un futuro. En aquel persona está la decisión de encaminarlo o no. Como se viene viendo desde hace ya mucho tiempo, la represión a la mujer en sentidos de igualdad es algo notable en la República Argentina. El caso de esta joven, una chica militante del peronismo que trabajaba y se esforzaba día a día en tener un mejor país, una mejor sociedad, fue asesinada despiadadamente por un hombre al que se le concedió libertad antes de tiempo y no tuvo ninguna clase de “aprendizaje” en la cárcel. ¿Cómo puede ser que vivamos en un país, en un mundo, donde nuestra hermana sale a la calle y abusan de ella, la maltratan y le quitan la vida sin remordimientos? A esto la gente grande le llama injusticia. Lo justo, es que existan jueces, políticos y policías que intimiden al chorro y al violador para que no se le pase por la cabeza destruir a un humano o humana que quiere ser feliz como el resto. Al mismo tiempo, necesitamos psiquiatras, educadores y políticos que eviten la transformación de “ciudadano común” a “ladrón”. Debemos terminar con el círculo negro que hay en las familias -generalmente de clase baja- donde el padre sale a robar para que sus niños coman y luego esos niños harán lo mismo. Todo es parte y conclusión de nuestra cultura. ¿Te das cuenta por qué es importante?

#NI UNA MENOS