Internacional

El femicidio no reconoce fronteras

Luego del bestial asesinato a Micaela, la joven argentina que trabajaba día a día por su patria, se siguen dando a conocer otros casos de femicidio, esta vez, en el resto del mundo. Claramente, nos encontramos con un fenómenos mundial que no quiere dar marcha atrás, si es que la sociedad y nuestra cultura no cambia.

Claudia Rodriguez, una mujer colombiana de 40 años, fue asesinada por su ex pareja al quien había denunciado anteriormente por hostigamiento y amenazas. Esta persona ya había cometido homicidios en el año 2006, por lo que lo llevaron a la cárcel. Sin embargo, luego de unos meses le dieron la libertad por haber “comprobado” problemas de “perturbación mental”. Si fue así, ¿por qué no lo encerraron en una clínica psiquiátrica?

Según el Instituto Nacional de Medicina Legal, en el 2016 hubo 902 mujeres asesinadas en Colombia, casi la mitad en espacios públicos y la otra parte en su hogar. Casi el 14% de los atacantes fueron sus parejas. En Bogotá, durante los dos primeros meses de este años, hubieron 1.466 mujeres maltratadas físicamente por sus “enamorados”.

Lo particular de este caso es que la policía mató al agresor. ¿Se hizo justicia? Claro que no, lo justo es que no existan personas como estas, pero no, desterrándolas del mundo de los vivos, sino que educándolas desde su niñez para generas humanos ejemplares y valiosos para la humanidad.