Reflexión

El peligro de los adolescentes

Una nueva época trae nuevas responsabilidades y nuevos problemas que resolver, aunque éstos pueden llegar a ser los mismos que antes pero con otro paquete.

Por @JOPaganetti

Una nueva época trae nuevas responsabilidades y nuevos problemas que resolver, aunque éstos pueden llegar a ser los mismos que antes pero con otro paquete.

Los pibes y pibas de mi generación, que nacimos en el 2000, 2001, los que nacieron a finales de 1990 e inclusive los que aparecieron en este mundo en pleno período político populista (2003-2015), aprendimos a vivir, por elección propia, inducida por un sistema de consumismo que alienta el capitalismo, con una herramienta llamada Internet. Todos sabemos que cualquier adolescente hoy en día tiene un celular y/o una computadora en su casa. Ahora, ¿alguna ves te pusiste a pensar en el tiempo que le dedicas a eso y por qué?

Desde adultos a jóvenes, casi todos empezamos creándonos una cuenta en Facebook. Esta es la red social más grande gracias a sus casi 2.000 millones de usuarios, es decir, pensando que hay una cuenta por persona, cosa que no ocurre, más del 25% de la población mundial tiene un Facebook.

joven

  • Argentina increíblemente ocupa el 3er puesto a nivel mundial de los países que más utilizan el Facebook y otras redes por día. Según el sitio «We Are Social», los argentinos pasamos un promedio de 3 horas diarias con esto.

  • Este mismo sitio informó en el 2016 que nuestros ciudadanos dedican 4:44 horas a la computadora y 3:30 al celular conectados a Internet.

  • El 62% de la población total de nuestro país usa alguna de las redes sociales.

  • Casi 21 millones de argentinos entran a sus redes mediante smartphones. 

 internet

La tecnología vino para quedarse y romper con la tradicional manera de comunicación como lo era el papel y el bolígrafo. Todo es virtual. Existen grupos de WhatsApp para cualquier cosa, grupo de amigos, compañeros del club, familia y hasta para que toda la clase se comunique con el profesor.

El gran problema es la adicción que genera en los más chicos -y en varios grandes- esto de tener algo que los contenga, ya sea una cuenta en una red social o un videojuego. Desde pequeño, en esta nueva generación, se empieza con el Internet entrando a juegos online, luego se le pide a los padres que le compren una PlayStation donde se conectarán online con sus amigos y en la adolescencia pueden llegar crearse un Instagram para promocionarse artística y profesionalmente frente al mundo o simplemente compartir fotos con sus conocidos. El tema está cuando esto se vuelve algo más que habitual, cuando se transforma en un hecho que se incorpora a nuestro sistema humano.

¿Qué pasaría en nuestro mundo, el de los adolescentes, si el WhatsApp, Facebook, Youtube, Instagram y toda clase de redes se cayeran para siempre? Claramente buscaríamos nuevas maneras de comunicarnos, o más bien dicho tomaríamos las que nos ofrece el sistema. Pero terminar con lo que nos muestra la pantalla, ya sea la de la computadora o la del celular, ayudaría a reducir el nivel de superficialismo y preocupación por una vida inexistente. ¿Qué importa la cantidad de seguidores que tenemos? ¿Qué importa la cantidad de likes que tengamos? Gran parte de nosotros busca el reconocimiento y la visualización de si misma a través de las redes, lo cual es bastante egoísta. También está el otro extremo que generalmente son chicas fanatizadas por personajes «teenagers» que aparecen en Youtube o en la Televisión y las hacen sentirse una «seguidora» más de alguien, dándole poder y perdiendo ellas identidad.

  ¿Por qué no querer tener muchos seguidores para transmitir un mensaje de amor, paz, rebelde? ¿Por qué no apartarse de la pantalla, sacarse los auriculares y analizar la realidad social que nos convoca como humanos? ¿Tus padres se quejan de los políticos corruptos? Hazlos ver que éstos pueden dejar de existir si vos junto a todo un movimiento juvenil se concientiza y ambiciona llegar a lugares de poder que hoy están tomados por una elite dominante, para generar un mundo justo, equitativo y feliz. Ya me fui al carajo con esto, pero, Humanidad te propone salir y ver la realidad. Una realidad personal que se puede mejorar colectivamente.

-JOP


Leer más: El humo de la política

Escritor y estudiante. Fundó Humanidad el 2016 a sus 15 años de edad.

0 comments on “El peligro de los adolescentes

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s