Redes Sociales

El zorro en el gallinero

El periodista Rubén Chorny, ha tenido una larga trayectoria en medios de comunicación masivos que funcionaban, obvio, a la vieja usanza. Su capacidad de adaptación a los nuevos tiempos tecnológicos es asombrosa. “!No sos ducho, duchate!, suele decir a los que no se amoldan al frenesí informativo (o desinformativo) actual. Otrora influyente en lo que se llamó CIMECO (grupo de los diarios Clarín y La Nación) y ex editor general del diario Río Negro, dirigido por el desplazado (por sus sobrinos) Julio Rajneri, se las rebusca como un tigre darwiniano y publica en varios sitios. Humanidad, reproduce esta introducción a una de sus sesudas notas, valiosa en estos tiempos políticos y sociales vertiginosos.

Los principales grupos editoriales del país, empezado por Clarín y Nación, junto a más de 60 medios gráficos, televisivos y radiales de nivel municipal, provincial y nacional y empresas tecnológicas administradoras de redes sociales, como Facebook y Google, acaban de formar un selecto club que se ofrece para filtrar noticias falsas que pudieran estar reñidas con la elección presidencial en ciernes.

Hasta en democracias consolidadas, como la de USA, se colaron desinformaciones que incidieron en las urnas. Ocurrió también hace poco, en Brasil, en especial a través de WhatsApp.

Donde no llega la fría vara privada que recién se instituye en Argentina, fracasado el año pasado un intento legislativo de regulación, es al manejo tendencioso de la data por parte de los formadores de opinión. Apunta a los sesgos cognitivos e interpretaciones ilógicas de las noticias disponibles. Más que informar, lleva agua para el molino de un lado u otro de la grieta.

En el manejo cotidiano de la transmisión de los metamensajes en formato periodístico, la hoja de ruta suele arrancar en un agente de comunicación política, que pone en marcha la ingeniería de trolls y cuentas de reproducción automática.

El link circula. Se esparce por muros, timelines y chats. Recibe comentarios y “me gusta”, con la viralización como meta. Este circuito de los paquetes de comunicación por redes tiene un costo de partida: entre  $30 y 40 mil por mes, como mínimo, que van a parar a una consultora. Luego, como en el juego de los flippers, es cuestión de cosechar el puntaje, o sea votos, con los rebotes de cada bola.

0 comments on “El zorro en el gallinero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s