Argentina Política

Mauricio y Alberto se dieron un "abrazo por la paz" y bebieron del mismo vaso

Bajo un clima social áspero, el Presidente que se va y el que llega, protagonizaron un acercamiento a instancias de la Iglesia. El martes comienza un nuevo capítulo.

¿Reconciliación sincera o fallutería? La iniciativa, alentada por la Iglesia en la Basílica de Luján, unió en un “abrazo de la paz” un tanto forzado al presidente saliente con el entrante. Mauricio Macri y Alberto Fernández también compartieron un vaso con una bebida fresca, bajo un calor que apretaba. Tales gestos fueron mostrados a toda la sociedad, tratando de aplacar resentimientos hacia el otro, al que piensa distinto o está en diferente escala social. Los primeros entre pares, cada uno capitanes con horizontes diferentes, dieron un ejemplo de resistida madurez democrática, ante el llamado del obispo Oscar Ojea, un leal al papa Francisco. Hubo ausencias significativas: Cristina Kirchner, Miguel Pichetto, Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal y Axel Kicilloff, entre otros. No se esforzarán mucho en dar explicaciones pues sus pensamientos ya están registrados en letra impresa.

Algunos concurrentes del público hicieron saber sus broncas. A Alberto le reprocharon su posición a favor de la legalización del aborto. A Macri y a algunos de sus funcionarios, con insultos, les protestaron por el hambre y la política de seguridad practicada por Patricia Bullrich, que su reemplazante prometió dar vuelta como un guante.

Nadie se atrevería a replicar la homilía del arzobispo de Luján, Jorge Scheining, quien señaló que “la lucha comienza en el corazón de cada uno y allí debemos ser capaces de vencer egoísmos profundos, vanidades, narcisismos, maldades y hasta la propia mentira que nos fabricamos para vender una imagen que no soy yo”.

El representante de la “anti grieta”, que apenas cosechó un 6 por ciento de votos el 27 de octubre, Roberto Lavagna, fue uno de los más aplaudidos.

A juzgar por las posiciones públicas del presidente que se va y del otro que que llega con el signo peronista, quedarán muchos monstruos para combatir a partir del próximo martes. Sobrevuelan en la economía, en la justicia, en los servicios de inteligencia, en la convivencia diaria. La Iglesia  Católica trató de exorcizar maleficios enquistados desde el origen de la Patria.

Para Humanidad, que alienta la reconciliación con justicia y el combate contra la desigualdad, lo de hoy fueron poses para las fotos: todos sonrieron y mostraron entusiasmo, pero una vez fuera del alcance de los indiscretos con celulares (misión imposible), volvieron a mostrar una naturaleza que oculta cuentas pendientes.

Un bisoño estudiante de abogacía, presente en la Basílica recitó una estrofa de La vuelta de Martín Fierro, como reflejo de la realidad: “La ley es tela de araña, y en mi ignorancia lo explico,/no la tema el hombre rico, no la tema el que mande,/pues la rompe el bicho grande y solo enrieda a los chicos”.

Periodista. Trabajó en Crónica, NA, DyN, Clarín, Televisión Pública, Canal 13, La Nación y en el diario Río Negro. Becado por la Universidad de Harvard, asistió a cursos de perfeccionamiento en Boston, Estados Unidos. Además estudió en Alemania y Francia.

0 comments on “Mauricio y Alberto se dieron un "abrazo por la paz" y bebieron del mismo vaso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s