Argentina Política

Teas políticas

En un momento de "acoso y derribo", el ministro Guzmán, difundió medidas para reactivar la producción y domar, en pandemia, el potro salvaje económico. Lupa de EE.UU.

“No te dejes deslumbrar por los esplendores del mundo, que es engañoso y traidor”

Las mil y una noches (anónimo)

Juego de manos, juego de villanos. ¿Qué decir, proyectivamente entonces sobre la política si gran parte del país está ardiendo? No da para victimizarse por la pandemia. Pero la Argentina ocupa el segundo lugar en el podio de los países con mayor número de focos de incendios (las teas arden en el Delta del Paraná y Córdoba, no solo por cuestiones accidentales). El Gobierno está jaqueado, interna y externamente. Es la mosca blanca en un continente que trata de sobrevivir con una heterogénea coalición, en la que ahora el ministro Martín Guzmán, estableció una “hoja de ruta” (el programa aún se está cocinando), para apuntalar una “recuperación económica”. Trata (¡vaya ecuación!) que ingresen dólares genuinos sin endeudamiento; generar trabajo nacional y parar la embestida de la inflación que muerde donde hay mayor abundancia: por supuesto, en los alimentos, que los más ricos de la Mesa de Enlace (no la Federación Agraria), prefieren destinar al mercado de los países desarrollados.

Sí, es la grieta. ¿Comunica bien el Frente de Todos, acechado por la derecha o centro derecha, encarnizada con el conjunto del peronismo, pero sobre todo con la que llama “la chorra” que ocupa la Vicepresidencia por el voto democrático?

“Es una tomada de pelo”, “es un parche”, reaccionaron dirigentes agropecuarios sobre la baja de retenciones por tres meses, algo que en Estados Unidos no se descalificó por completo, siempre que las operaciones puedan volver a hacerse en un marco de “claridad y transparencia” en 2021, con la participación de capitales norteamericanos. El “patio trasero” hoy también es visualizado como estratégico por China.

El ministro de Agricultura, Luis Basterra tomó el rescoldo: reiteró que los que despotrican contra los anuncios de ayer son los que se han opuesto a la segmentación que beneficia a unos 43.500 pequeños y medianos productores, en base a un criterio de “equidad social”, de acuerdo con las promesas del presidente Alberto Fernández. “Ninguna de las 10 reuniones con la Mesa de Enlace terminó en portazo. Coninagro, CRA y la Sociedad Rural, deben tener en cuenta que este es el modelo que eligió la gente en octubre”, se plantó con el pelo recogido.

El ministro Basterra afirmó que la segmentación beneficiará a 43.500 productores

Hay muchos frentes abiertos. “Hay que capear una coyuntura muy adversa”, definió ante Humanidad un funcionario. Guzmán paró la pelota y se apoyó en sus éxitos: la renegociación del “muerto” dejado por Mauricio Macri, la Ley de Presupuesto, y la pautada reactivación en áreas clave como la minería, la construcción y la energética, además de la promoción rápida de las exportaciones. Con herramientas, aún no definidas, para que la gente se vuelque al peso y no pierda valor en el camino.

“Estamos todos en el mismo barco. Para poner a la Argentina de pie se necesitan consensos. Lo cambiario no es lo estructural”, definió Guzmán, transitoriamente afianzado y comprensivo de las disímiles expectativas que hay en la sociedad.

Aunque no sobresalga, el sindicalismo está activo. Prepara un acto virtual para el 17 de octubre. El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, atento al clamor y malhumor callejero, promovió que la clase política rentada también demuestre que hace un esfuerzo en la patriada.

Ante tantos frentes de batalla abiertos, en la Rosada tiran líneas para equilibrar los tantos en la Corte Suprema de Justicia y endulzar la relación con Estados Unidos, sumergido en un áspero proceso electoral, donde el coronavirus también dice presente.

“No nos podemos pelear con todo el mundo. Tenemos que hacer alianzas coyunturales”, dijo a este sitio un dirigente de la UOM que acaba de ver la serie dinamarquesa Borgen. No hay nada nuevo bajo el sol. Pero el “vamos por todo” no corre más. Ricardo Lorenzetti podría influir para que la derrota del Senado en la Corte, tome un rumbo distinto en los próximos días, en contra de la “inusitada” inspiración del presidente del tribunal, Carlos Rosenkrantz.

El gobierno busca equilibrar a Rosenkrantz con el apoyo de Lorenzetti

Más que euforia, hay serias preocupaciones: Guzmán exhortó a salir a pelear para controlar los precios de los alimentos básicos, no devaluar la moneda y resolver las tomas de terrenos en la provincia de Buenos Aires.

“Todo tiene que ver con todo. Hay un plan de acoso y derribo en marcha que se vale de la extorsión económica”, comentó un allegado a la Vicepresidenta. Cristina Kirchner impulsa un protagonismo de mayor volumen en el elenco gobernante, coordinado en defensa de políticas activas generadoras de empleo en diferentes industrias, entre las que destacó a la del conocimiento.

Periodista. Trabajó en Crónica, NA, DyN, Clarín, Televisión Pública, Canal 13, La Nación y en el diario Río Negro. Becado por la Universidad de Harvard, asistió a cursos de perfeccionamiento en Boston, Estados Unidos. Además estudió en Alemania y Francia.

0 comments on “Teas políticas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s