Cultura Sociedad

Aquí me pongo a cantar…

En el prólogo a la primera edición del Martín Fierro, su autor, José Hernández, describió al gaucho argentino, cuyo espíritu se desdibuja por las conquistas de la llamada civilización.

El Día de la Tradición se celebra hoy, 10 de noviembre, en coincidencia con el nacimiento, en 1834, del autor del libro de los versos del Martín Fierro. En el prólogo a la primera edición, de 1872, José Hernández – militar, periodista, poeta y político -, escribió que su deseo era empeñarse en imitar “un estilo abundante en metáforas, que el gaucho usa sin conocer y sin valorar, y su empleo constante de comparaciones tan extrañas como frecuentes”.

En la carta a su amigo Zoilo Miguenz, confesó el propósito de su magna obra: copiar las reflexiones del gaucho “con el sello de la originalidad que las distingue y el tinte sombrío de que jamás carecen, revelándose en ellas esa especie de filosofía propia que, sin estudiar, aprende, en la misma naturaleza; en respetar la superstición y sus preocupaciones, nacidas y fomentadas por su misma ignorancia”.

Dibujó José Hernández del gaucho “el orden de sus impresiones y de sus afectos, que él encubre y disimula estudiosamente; sus desencantos, producidos por su misma condición social, y esa indolencia que le es habitual, hasta llegar a constituir una de las condiciones de su espíritu”.

“En retratar, en fin, lo más fielmente que me fuera posible, con todas sus especialidades propias – señaló -, ese tipo original de nuestras pampas, tan poco conocido por lo mismo que es difícil estudiarlo, tan erróneamente juzgado muchas veces, y que al paso que avanzan las conquistas de la civilización, va perdiéndose casi por completo”.

Cafrune, canto y guitarra

Humanidad, que siempre lo tiene presente, avanza con la introducción del Martín Fierro.

Aquí me pongo a cantar/al compás de la vigüela,/que el hombre que lo desvela/una pena extraordinaria,/ como la ave solitaria/con el cantar se consuela.

Pido a los santos del cielo/que ayuden mi pensamiento,/les pido en este momento/que voy a cantar mi historia/me refresquen la memoria/y aclaren mi entendimiento.

Vengan santos milagrosos,/vengan todos en mi ayuda,/que la lengua se me añuda/y se me turba la vista;/pido a mi Dios que me asista/en una ocasión tan ruda.

Yo he visto muchos cantores,/con famas bien otenidas,/y que después de alquiridas/no las quieren sustentar;/parece que sin largar/se cansaron en partidas.

Mas ande otro criollo pasa/Martin Fierro ha de pasar;/nada lo hace recular/ni las fantasmas lo espantan,/y dende que todos cantan/yo también quiero cantar.

Cantando me he de morir,/cantando me han de enterrar,/y cantando he de llegar, al pie del Eterno Padre:/dende el vientre de mi madre/vine a este mundo a cantar.

Hace un par de años, cuando el mundo no había sido invadido por el coronavirus, en el Museo de Arte Popular (MAP) de la ciudad de Buenos Aires, se le rindió un homenaje a José Hernández. Y allí podía leerse, emparentados, estos versos de Jorge Luis Borges.

En los festejos de 2018, en el MAP, de Buenos Aires

0 comments on “Aquí me pongo a cantar…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s