Cultura Sociedad

50 años de El Padrino: Coppola casi no completa el film; Pacino por poco se queda fuera; el rechazo de Sinatra

Restaurada, se reestrenara el próximo jueves en cines, casi 50 años después, la obra maestra de Coppola, El Padrino. El portal eligió los pormenores rescatados por Iván Mazorco, en La Nación.

Por Iván Mazorco (La Nación)

El Padrino se estrenó el 15 de marzo de 1972 entre ruido, controversia pero mucha expectativa. Un set que ardía, una productora enojada y un elenco armado con roces y peleas no se imaginaban que 50 años después su film sería una verdadera obra maestra. El flamante reestreno de The Godfather en cines el 25 de febrero saca a la luz nuevamente todas las perlitas que contribuyeron a la creación de una película antológica que no importa cuántos años pasen, su historia está más vigente que nunca.

Desde que Francis Ford Coppola – endeudado en ese entonces -, asumió la dirección por pedido del propio George Lucas y hasta que finalmente se estrenó, varias veces se consideró su reemplazo. El resultado final maravilló a espectadores de todo tipo y un film que costó 6 millones de dólares culminó con una recaudación de más de US$ 240 millones, según cifras proporcionadas por el portal IMDb.

Si bien la productora lo fue a buscar, desde que el estadounidense arribó al set hubo fricción. Ya desde la concepción del guión, la visión de director con la de la gerencia chocaba y generaba roces. Paramount quería una película ambientada en el presente, es decir, en 1972. Pero Coppola no. El director nacido en Detroit siempre pensó a El padrino como un film de época a tal punto de rechazar el libreto original de Mario Puzo – autor de la novela -, por no haber creado una historia que se retrotraiga a los ‘40 y ‘50.

En esa ocasión, el director se llevó la victoria y el tiempo le dio la razón. No obstante, las constantes asperezas pusieron en peligro el rol de Coppola frente a la película en varias ocasiones, principalmente porque no cumplía con los plazos pautados y había bajado el presupuesto de la tira. A lo largo de la grabación, el jefe de producción de Paramount Pictures, Robert Evans, intentó reemplazar a Francis Ford en reiteradas oportunidades.

Sinatra se opuso a la película porque afirmaba que el personaje Jhonny Fontane estaba basado en él

Luego de una ardua selección del elenco, Marlon Brando había quedado como quien interpretaría a Vito Corleone y, a su vez, el actor había participado activamente en la selección de los demás miembros; incluso cuando su opinión iba en contra de los deseos de Paramount.

Con un carácter difícil de manejar e insatisfechos con los primeros resultados, los gerentes de la productora quisieron traer al mítico Elia Kazan para que reemplace a Coppola. Sin embargo, Brando anunció que si despedían a Francis, simplemente abandonaría la película. Este fue el principal motivo por el cual la productora se echó para atrás.

Pero a medida que se veían los demás clips, Evans empezaba a sentir que algo estaba incompleto. En una charla privada con Coppola, le advirtió que a la película le faltaba acción y tras bambalinas ya se analizaba quien sería el reemplazante del director para darle ese toque al film. Preocupado por perder su trabajo, el director se reunió con su hijo y juntos idearon la escena en la que Connie Corleone (Talia Shire) y Carlo (Gianni Russo) tienen su larga pelea, que deriva más adelante en la muerte de Sonny (James Caan). Al verla, el jefe de producción quedó complacido y le permitió a Francis Ford terminar la película.

La idea de Coppola era que el film dure aproximadamente dos horas y por eso presentó a la gerencia un primer corte de 128 minutos, algo que a Evans no le gustó para nada. Ante esto, le pidió que lo alargara y ahondara un poco más en los Corleone. ¿El resultado? una película de casi tres horas que profundiza en las relaciones de la familia italiana.

Pacino y Keaton fueron la dupla que encarnó a Michael y Kay. Fuera quedaron fuera Nicholson y Mia Farrow

El padrino podría ser una película muy distinta si sus actores hubieran cambiado. Un joven Sylvester Stallone se acercó una tarde y audicionó para interpretar a Paulie Gatto – papel que finalmente cayó en manos de Johnny Martino – o a Carlo Rizzi (Gianni Russo). Al no ser seleccionado, se dedicó a otros trabajos para poder, en 1976, ponerse al frente de Rocky con la propia Tila Shire.

Que James Caan iba a estar en la película no había duda. Pero, mucho antes de que se decidiera que él iba a ser el aguerrido Sonny Corleone, se lo pensó para ocupar el rol de Robert Duval como Tom Hagen e incluso el de Michael Corleone cuando Al Pacino todavía no estaba ni en carpeta.

El personaje de Michael, fundamental para el desarrollo de las películas venideras, también estuvo en duda. Martin Sheen, Dean Stockwell, Rod Steiger, Warren Beatty, Jack Nicholson y Dustin Hoffman estuvieron en carpeta. Mientras que los primeros tres audicionaron para participar, los restantes rechazaron la propuesta. Sin encontrar a alguien que asumiera ese rol, Robert Evans pidió a Robert Redford pero Coppola lo rechazó. La aparición de Al Pacino sedujo al director desde un primer momento pero para el jefe de producción no era el indicado, más que nada por haber tenido una mala performance en las pruebas de cámara.

¿Cómo se resolvió? Fue el rol en Pánico en Needle Park (1971) lo que terminó de convencer a Evans, y lo que siguió fue poner manos a la obra para traer al actor.

Para ello, le devolvieron a Caan su papel de Sonny y movieron algunos hilos para que Pacino, quien estaba trabajando en Casi, casi una mafia (1971), se liberara de sus compromisos y pudiera sumarse a la producción.

El padrino, la leyenda

Robert De Niro casi tiene su lugar en la primera película también. Fue seleccionado y se probó en varios roles: Michael, Sonny, Carlo y Paulie. Sin embargo, al actor le llegó la propuesta para protagonizar The Gang That Couldn’t Shoot Straight (1971) y se fue de la producción de El padrino con la bendición de Coppola. Sin embargo, regresó tiempo después para encarnar a un joven Vito Corleone en El padrino: parte II (1974). Por otro lado, Diane Keaton casi se queda afuera de la cinta cuando Mia Farrow audicionó para el papel de Kay.

El personaje de Johnny Fontane (Al Martino) tiene muchas similitudes con Frank Sinatra pese a que Mario Puzo siempre negó haberse inspirado en el famoso cantante. La opinión pública los encontraba iguales y eso siempre disgustó al autor de “Fly Me to the Moon”.

Tanto así, que el cantautor se opuso firmemente a la realización de la película e incluso, cuenta IMDb, cuando se cruzó a Puzo en un restaurante empezó a insultarlo y amenazarlo. Luego de ese episodio -y sumadas a las dificultades que Martino tenía para encarnar al personaje- decidieron reducir la presencia del personaje en la trama.

Así como Sinatra estuvo en contra, en la misma línea se manifestaron Joe Colombo y la Liga de Derechos Civiles Italiano-Americana.

Acorde a lo que el propio Robert Evans contó en su autobiografía, Colombo llamó a su casa para amedrentarlo a él y a su familia, así como Paramount recibió una infinidad de amenazas de protesta e interrupción del rodaje porque la consideraban “antiitaliana”. Finalmente, en medio de una situación tensa, el productor Albert Rudy se reunió con Joe y acordó eliminar las palabras “mafia” y “cosa nostra” del guion, así como contratar a miembros de la Liga como extras y asesores.

Sin embargo, cuando la película finalmente se estrenó, los gángsters se sintieron contentos con el resultado. Salvatore Gravano, exsubjefe de la organización criminal de los Gambino declaró que aprendió mucho del film. En diálogo con la policía, inclusio recooció haber empezado a usar frases como “le voy a hacer una oferta que no va a poder rechazar” “si vos tenés un enemigo, ese enemigo se convierte en mi enemigo”.

Desde Marlon Brando con la idea de que Vito tuviera un “aspecto de bull dog”, hasta los nervios de Lenny Montana (Luca Brasi) al momento de actuar junto al reconocido actor, El Padrino está llena de historias. Muchas son conocidas y otras seguramente nunca saldrán a la luz. Sin embargo, combinadas le dieron vida a una producción inolvidable.

Después de muchas horas de corrección de color, digitaliazción y puesta a punto de sonido, la película se reestrena en cines 50 años después de haberse lanzado por primera vez. Pero eso no es todo, Paramount prepara una serie que contará todos los detalles ocultos del famoso rodaje con entrevistas a sus protagonistas.

Si bien todavía no se conoce la fecha de estreno, los fanáticos de la cinta tienen que prepararse porque The Offer es todo un hecho y estará disponible en Paramount +.

0 comments on “50 años de El Padrino: Coppola casi no completa el film; Pacino por poco se queda fuera; el rechazo de Sinatra

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s