Argentina Política

Cristina tras el ataque: «Hay que hablar con todos; con los que nos gustan y con los que no nos gustan, como Cristo»

En su primera aparición tras el intento de magnicidio, con curas y hermanas villeras, Cristina, dijo que lo más grave no hubiese sido lo que le pasó a ella, sino la ruptura del acuerdo social existente desde 1983. El antecedente de Yrigoyen.

La reaparición pública de Cristina, tras el atentado fallido en su contra el 1° de septiembre, fue – a juicio de Humanidad -, un intento de dialogar cuanto antes con la oposición: “Hay que juntarse con los que piensan distinto…hablar con los que nos gustan y con los que no  nos gustan…reconstruir el acuerdo social que había desde 1983”, proclamó, teniendo muy cerca suyo al senador Adolfo Rodríguez Saá, precisamente a uno de los que se mencionan como gestor de una reunión con Mauricio Macri.

Reveló algún aspecto de su conversación con el papa Francisco (“los actos de violencia siempre son precedidos por verbos de odio”, recordó que le dijo “tempranito” a la mañana siguiente del intento de magnicidio) y trajo a colación su encuentro para establecer lineamientos económicos mínimos con Carlos Melconian, de la Fundación Mediterránea y exfuncionario y «amigo» del Macri.

La jefatura formal del PRO está en manos de Patricia Bullrich, a quien momentos antes la portavoz presidencial, Gabriela Cerruti, le reprochó no haber sido “capaz” de pronunciarse en contra el ataque a la Vicepresidenta, como “si lo hizo” Macri, en un intento – coincidió con Cristina -, de recomponer y “profundizar el pacto democrático” alcanzado en 1983.

Cristina eligió el momento de su aparición en el Senado, junto con sacerdotes y hermanas que optaron por trabajar en las villas en favor de los pobres. “Recen por mí, recen mucho por mí, que lo necesito”, les dijo al terminar la emotiva ceremonia en la que esbozó (luego de subrayar que no está “seducida” por volver a la primera magistratura que ya ocupó por dos períodos), ideas para salir de la “grieta”. La retrotrajo al intento de asesinato del expresidente radical Hipólito Yrigoyen, el 24 de diciembre de 1929. Uno año después de haber ganado con más del 60% de los votos y seis meses antes de ser derrocado “por el partido militar”.

La ceremonia compartida por la Vicepresidenta

Hubo muchas perlitas que Cristina lanzó ante el padre Toto Jiménez y los suyos: contó que no fue a la misa de Luján (le agradeció a Dios y la Virgen estar viva), para “no entorpecer” con medidas de seguridad. “Pero hubiese querido estar”, admitió.

Dijo que su cometido actual es que los chicos vuelvan a comer en familia en sus casas y que puedan ir al colegio a estudiar; y que haya más trabajo, “sin palos ni balas”.

“Lo más grave de lo que pasó (el ataque sin éxito en su contra), no es lo que pudo haberme pasado a mí…lo más grave hubiese sido haber roto el acuerdo social existente desde 1983”, expresó.

Allí mencionó su extenso diálogo con Melconian, “con el que pensamos distinto”, pues “no tenemos moneda” y esa – estimó -, es una de las causas de la inflación y la disparada de los alimentos, en un contexto de guerra a nivel mundial.  Dijo que siempre en el país hubo “grupos pequeños” que buscan “eliminar” personas, tras lo cual advirtió: “los que no conocen su historia, están condenados a repetirla”.

También hizo hincapié en que a su atacante lo apresaron “los militantes” y no la policía. “No solo lo detuvieron cuando fracasó en el primer disparo, sino que lo redujeron cuando volvió a intentar gatillar…y no hicieron justicia por mano propia, no lo lincharon, lo entregaron como corresponde a verdaderos cristianos”.

Cristina sostuvo que no se necesitan leyes especiales a partir de este episodio, sino que “alcanzan y sobran” con las que están para “reconstruir la institucionalidad y la economía”. Indicó que “el orden y el respeto” facilitarán “la reconstrucción”. “Discutamos números, es lo más fácil…sin insultar ni agraviar. Hubo un momento con Néstor y conmigo que se estuvo mejor. No se estaba en el paraíso, pero había trabajo, expectativas y esperanzas…hay que hablar con todos: con los que nos gustan y los que no nos gustan, como hacia Cristo”, sintetizó

Periodista. Trabajó en Crónica, NA, DyN, Clarín, Televisión Pública, Canal 13, La Nación y en el diario Río Negro. Becado por la Universidad de Harvard, asistió a cursos de perfeccionamiento en Boston, Estados Unidos. Además estudió en Alemania y Francia.

0 comments on “Cristina tras el ataque: «Hay que hablar con todos; con los que nos gustan y con los que no nos gustan, como Cristo»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s