Mundo Política Sociedad

Con un paso atrás, la puja de poder continúa

Tanto Mauricio Macri como Donald Trump, son dos presidentes que pelean por mantener su poder y gobernabilidad, ante una férrea resistencia. Esta última palabra se ha usado mucho en los medios estado...

Por Joaquín Paganetti


 

Tanto Mauricio Macri como Donald Trump, son dos presidentes que pelean por mantener su poder y gobernabilidad, ante una férrea resistencia.

Esta última palabra se ha usado mucho en los medios estadounidenses para proclamar actos multitudinarios como lo fue #WomenMarch y demás espacios que se dieron en las calles de ese país para oponerse como nunca antes en la historia de este siglo, a un presidente electo. Mientras tanto, en Argentina, a la “resistencia” se la ha demonizado para calificar a los “kirchneristas desestabilizadores”.

Quizá el actual líder de los Estados Unidos sea la figura con más controversial en estas próximas décadas. Las declaraciones y acciones de Trump marcan una profunda división que ya trasciende el sentido de ser “republicano” o “demócrata”.

Como dijo el excelentísimo lingüista Noam Chomsky en la nota de Perfil, “estamos viviendo un mundo camino hacia el desastre, liderado por futuros problemas y crisis en temática de armamento nuclear y contaminación ambiental“.

Este escritor estadounidense dejó en claro que los jóvenes deberán asumir los problemas venideros, de los cuales el nivel de dificultad de estos para resolverlos se potenciará por los factores de la tecnologización y la humanización.

0a0e0-bailar2bfelicidad

  Los humanos y humanas vivimos en una realidad que transforma lo partidario en algo secundario. El partido ya no es lo que importa, sino que las persona y, como dijo la intelectual Beatriz Sarlo, las tradiciones políticas, son lo que importa en la actualidad.

Mauricio Macri logró tener la impunidad total para realizar cualquier acción en su gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, ya que el PRO fue algo fundado por él y representaba lo que Mauricio imponía. Lastimosamente para él, miembros de la nueva Alianza Cambiemos se opusieron a su más reciente polémico decreto.

Asimilándolo con los Estados Unidos, el Partido Republicano demostró desde su comienzo su des favorecimiento hacia Donald Trump. Sin embargo, al ganar, las filas se encolumnaron y hoy el magnate tiene uno de los sellos más importantes del planeta.

¿Esto implica que existe el subordinamiento? Por supuesto, la jerarquización es algo que no solo la abarca el peronismo. Lo de Macri es más cuestionable porque ante la conformación de una alianza se supone que debe haber consenso. Macri cuenta con este des favorecimiento y se hizo notar en el decreto que hacía movible el 24 de marzo. A pesar de ello, en la alianza, más que imponerse un gobierno radical, se impuso un gobierno de derecha.

Macri beso

Sin duda, estos dos empresarios que llegaron al cargo institucional más importante en sus países, lograron su objetivo: enorgullecer y llegar más alto que sus padres, quienes los criaron en cuna de oro.

Una cuna que debería ser repartida para los bebes argentinos que hoy nacen con un padre o una madre deficientes emocionalmente, los cuales no pueden darles el cumplimiento de necesidades básicas materiales. Estos dos “pibes” presidenciales implican decretos que demandan resistencia para mantener equilibrada la balanza.

trump8

Actualmente, la polémica medida de Donald Trump que no dejaría entrar a más inmigrantes de Irak, Siria, Irán, Libia, Somalia, Sudán y Yemen, naciones mayormente musulmanas, fue paralizada por una jueza federal.

La orden del Presidente implicaba también la suspensión del Programa de Admisión de Refugiados durante 120 días. Según el director de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles, Anthony Romero, esta fue “una medida inconstitucional paralizada gracias al accionar de los tribunales”.

Por primera vez, vemos que el poder de este particular “líder del mundo libre”, se detiene y da marcha atrás, cuestionando su posibilidad de ejecución en el futuro. Algo muy distinto, pero parecido en términos de costo político, sucedió en la Argentina con el Jefe de Estado Mauricio Macri. Ante la repercusión de críticas tanto por parte de la oposición como sectores del radicalismo por la medida que hacía movible el feriado del 24 de marzo, el 2 de abril y el 20 de junio, el Presidente decidió dar un paso atrás y asumir que todo no es posible en la República de la Alegría. ¿Qué objetivo tenía nuestro Presidente al hacer esto? Un enigma que quedará a libre albedrío.

M Macri

Trump y Macri manejan poder, de dimensiones muy distintas, pero con ideas claras: instalar la derecha en el mundo. Uno prefiere hacerlo desde el modo tradicional, apoyando la apertura al mundo, mientras que el otro se cierra y crea la “explosión del actual sistema” para beneficio de ¿quién?

Periodista y escritor, fundó Humanidad el 2016 a sus 15 años de edad. Actualmente estudia abogacía en la Universidad de Buenos Aires y dirige el medio.

0 comments on “Con un paso atrás, la puja de poder continúa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s