Un engaño para no amarte

Por Fargoth

Perdido:
Me duele amarte, querida, no sabes cuánto.
Me acribillaste el alma.
No sé qué es más doloroso; saber que no vas a volver, o saber que no me quieres.
Yo te amé en cuerpo y alma, te entregué todo mi ser. Y te vas insatisfecha, algo más querías quitarme…

paisaje
Sabes que te esperaré, pero no iré a buscarte.
Seguiré con mi vida, con o sin ti, después de todo, sólo eres un ser humano…
Ja! Ni yo me la creo. Ojalá tenga la suerte de que algún día te cruces por aquí.
Adiós bella!

 

Derechos literarios reservados a Fargoth, miembro de Humanidad.


Una carta