Entrevistas Política

“Entre el desencanto y el temor, será una elección emocional”

Según el periodista Sehinkman, el tercer espacio se diluyó porqué los candidatos no despegaron […]

Para el psicólogo y periodista Diego Sehinkman, la próxima elección presidencial será profundamente “emocional”, luego de lo que consideró el fracaso de la construcción de una tercera vía al oficialismo de Cambiemos y a la oposición dura del kirchnerismo.

En una entrevista exclusiva con Humanidad, el conductor de “Terapia de Noticias”, sostuvo que lo que estará en juego es “si prima el enojo y el desencanto con Macri o el temor por la vuelta de Cristina”.

AP: En uno de tus últimos programas, dijiste que la situación política se parece a un partido de tenis, donde se tiran con todo dos contendientes (supongo que el macrismo y el kirchnerismo) y los que reciben los pelotazos son los espectadores ¿Por qué sucede esto?

DS: Pasó el tiempo. No se ve al tercer espacio, ni a los candidatos que puedan ocuparlo porqué no despegan en las encuestas. Una hipótesis es que ésta elección será emocional. Se juzgará si prima el rechazo y el pavor de un sector de la sociedad hacia Cristina y por supuesto el desprecio del otro sector por las políticas de Macri

Sehinkman: no ve al tercer espacio. Lavagna no logró una síntesis

AP: ¿Qué va a pasar con los que fueron votantes de Macri y hoy están desencantados de él?

DS: Es la gran pregunta ¿Qué va a primar, el desencanto, el enojo con Macri o el temor a la vuelta de Cristina? Por ahora hay enojo con Macri, pero podría derivar en ira si el escenario empeorase más ¿Eso facilitaría las chances de Cristina? La respuesta, hoy, es que predomina el temor por Cristina. Lo tienen los desencantados y los desilusionados con el no alumbramiento de una tercera fuerza. Ello los llevaría a votar a Macri sin entusiasmo.

AP: Malamud señaló que por un lado se dice que hay falta de racionalidad de los dirigentes, pero que eso en realidad es falso. Lo que hay es una hiper racionalidad en función de sus intereses personales ¿Eso influye?

DS: Son dos ámbitos diferentes. Estoy hablando de la emoción que define una conducta a través del voto. Trato de definir cómo esas emociones influyen en el votante. Es cierto, hay un ámbito de racionalidad en las ideas, sobre todo a través de las propuestas políticas. Ahí es donde veo el problema crónico de Argentina. Si la Argentina fuera una mujer, concurriese a una entrevista laboral y se le preguntase que sabés hacer, podría decir: “durante un tiempo fui agro exportadora, después entré en el mercado interno, después fui otra vez un poquito agro exportadora de un monocultivo. Nunca termino de saber lo que quiero ser” ¿Cuál es el problema entonces? Una parte de la tradición política considera que la salida está en una dirección, y hay otro sector que enfila en un sentido radicalmente distinto.

Franco hubiese preferido que Mauricio no fuera Presidente

AP: ¿Es allí donde se mueren los acuerdos?

DS: Ahí es donde fracasan. El problema más grande de una Nación es definir los lazos de cooperación en función de objetivos e identidades comunes. Si se logra eso, abajo se puede convivir con tensiones y desacuerdos, incluso muy intensos. Primero tiene que haber una idea mínima de proyecto en común. Es lo que no veo.

AP: ¿Quién agiganta la grieta, los dirigentes o la gente?

DS: Es que no hay un patrón para no pelearse. No hay un líder ordenador transversal. Un articulador. En un momento se presentó en ese papel a (Roberto) Lavagna, pero no logró una síntesis y el final está abierto.

AP: ¿A través de los invitados que llevas a tú programa Terapia de Noticias, podés sacar una conclusión?

DS: Las posiciones se han puesto rígidas. Nadie cede. Lo que sí me parece sano en este contexto tan agonal (lucha por el poder), es que hay un cierto consenso, que no es pleno pero sí mayoritario. Básicamente, hay una gran disputa dialéctica y eso me da una mirada optimista con respecto a tiempos pasados. Antes imperaba la violencia. Las cosas se dirimían a través de un fusil y no de un tuit. El tuit calienta, pero algo se ha aprendido del pasado. No pongo las manos en el fuego, pues siempre puede haber un loco. Pero hay un consenso general de no pasar a la violencia.

Periodista. Trabajó en Crónica, NA, DyN, Clarín, Televisión Pública, Canal 13, La Nación y en el diario Río Negro. Becado por la Universidad de Harvard, asistió a cursos de perfeccionamiento en Boston, Estados Unidos. Además estudió en Alemania y Francia.

1 comment on ““Entre el desencanto y el temor, será una elección emocional”

  1. Gladys Herz

    Excelente y auténtica definiciones de nuestra realidad politica👋

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s