Análisis Política

El consenso 19 no prende, la polarización, sí

Schiaretti camina como tortuga con sus socios y corre como liebre con Macri. Se vislumbran dos polos y ninguna avenida.

El consenso, en esta guerra dialéctica entre dos proyectos de país, no prende tal como fue concebida ¿Se paralizó la búsqueda de Roberto Lavagna? Según dos consultas relevantes realizadas por Humanidad, sí. El periodista y psicólogo Diego Sehinkman, lo dejó fuera de juego en una entrevista con este sitio: “No logró una síntesis”. Otro dirigente, que participa de las negociaciones, confió anoche en off, que “la cuestión avanza a paso muy lento y es harto complicada”.

Hay partidas de ajedrez que se disputan fueran de los focos mediáticos. Con conocimiento de pocos actores. El gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, lo deslizó: no es el macho alfa del deshilachado sector peronista Alternativa Federal. Por eso, primero se reunirá dos veces con Mauricio Macri y luego se verá con sus compañeros. Es tanta la urticaria que le produce Cristina Kirchner, que hasta uno de sus colegas de peso, el socialista Miguel Lifchtiz, privilegiará un encuentro con el Presidente que tiene por objetivo lo que considera una “histórica reelección”.

Dos portales relevantes, en sus titulares al menos, suministraron anoche enfoques desorientadores. La Nación destacó: “Schiaretti busca ampliar el PJ Federal y aislar a Cristina”. Clarín, por su parte, señaló: “Schiaretti convoca a una cumbre de presidenciales con Massa y Lavagna”, para armar la coalición “plural y democrática”, superadora de “la grieta”.

Entrelíneas de ambas notas, se deslizaron las dificultades que las fuentes consultadas por Humanidad, se preocuparon en resaltar. Lo hicieron plañideramente, ya que la no construcción de una ancha avenida del centro deja, en los hechos, huérfana a una franja de la población estimada en 30/40 por ciento.

“No se ve el tercer espacio ni los candidatos que puedan ocuparlo pues no despegan en las encuestas…no hay un líder ordenador, un articulador transversal”, subrayó Sehinkman.

Solo, frente al mar, Lavagna mira pasar Consenso 19

Otro vocero cercano a Lavagna primero se mostró falsamente reconfortado por la movida del peronista Schiaretti, ganador en las elecciones del domingo pasado en Córdoba por más del 50 por ciento de los votos. Pero enseguida, comentó con resignación que “va muy despacio” y surgen complicaciones a cada paso, pues uno de sus convocados, Sergio Massa, coquetea al mismo tiempo con Cristina Kirchner, a través de Alberto Fernández. Y, además exige una interna abierta, a lo que Lavagna viene negándose. Con razón: no es popular ni tiene peso territorial. Nadie regala nada.

En tercer portavoz, un radical que no integra el gobierno de Cambiemos, comentó que si es cierto que Schiaretti espera definirse a mediados de junio, cuando finalicen todas las elecciones para gobernador (algo a lo que refierían las notas cebos de La Nación y Clarín) “será demasiado tarde”.

En ese entendimiento, Schiaretti debería apurarse en llamar a Lavagna. “Lo tendría tendría que hacer antes de la Convención Nacional de la UCR, prevista para el 27 de este mes. No podemos ir a esa reunión sin un indicio concreto pues obviamente triunfarán los que quieren ratificar la coalición con (Mauricio) Macri”. Misión imposible podría titularse esa película: faltan 9 días para el encuentro de radicales que no están en calma ni cuando duermen.

Schiaretti propuso difusamente (no fijó fecha ni hora exactas) sentar en una mesa a Massa, el senador Miguel Pichetto y el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, promotores de Alternativa Federal (AF). También Sumar al mandatario de Santa Fe, Miguel Lifchtiz (nexo con Lavagna, aunque este tiene línea directa con el cordobés), Margarita Stolbizer, del GEN y los radicales lavagnistas, Federico Storani, Ricardo Alfonsín y Juan Manuel Casella.

Schiaretti hace del cordobesismo una cuestión central. “Para eso me votaron. Tengo una relación institucional correcta con el gobierno nacional y la confianza personal con el Presidente para poder decirle lo que pienso”.

En concreto, Schiaretti hará un esfuerzo con sus tiempos y formas, pero sin pretender convertirse en el dueño de AF, para tratar de convencer a algunos de sus miembros hoy refractarios al kirchnerismo. Hoy sí, mañana ¿quién sabe?

Periodista. Trabajó en Crónica, NA, DyN, Clarín, Televisión Pública, Canal 13, La Nación y en el diario Río Negro. Becado por la Universidad de Harvard, asistió a cursos de perfeccionamiento en Boston, Estados Unidos. Además estudió en Alemania y Francia.

0 comments on “El consenso 19 no prende, la polarización, sí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s