Argentina Política

“Cuando nos peleamos entre nosotros, nos devoran los de afuera”

Después de 6 años de conflictos, hubo reencuentro entre Cristina y Massa, en el conurbano. La centralidad, como siempre, la tuvo la jefa.

Pareció un tanto forzado. Pero hubo reconciliación pública y ninguna sorpresa que produjera “conmoción política”. Cristina Kirchner, candidata a vice, detrás de Alberto Fernández (ausente con aviso), instruyó desde el escenario a Sergio Massa, candidato a diputado por la provincia de Buenos Aires (sentado en primera fila, junto con su esposa Malena Galmarini). Y le pidió disculpas si lo pudiese haber “ofendido” porque, parafraseando el Martín Fierro, “si los de adentro nos pelamos, nos devoran los de afuera”. Hubo espacio para la escenografía fotográfica (no ocultó sus preferencias por Kicillof, postulante a gobernador de Buenos Aires), aunque el ex jefe de gabinete (serio en algunas ocasiones e incómodamente sonriente en otras), la escoltó, a izquierda y derecha, tanto cuando posaron sentados cómo cuando hablaron ella y Axel ante la multitud congregada en las afueras del estadio Arena, de Tortuguitas, en el partido de Malvinas Argentinas.

Fue la presentación postrera del best seller Sinceramente, antes de las PASO, del domingo 11 de agosto, donde el Frente de Todos de F-F compite contra el binomio Mauricio Macri-Miguel Pichetto, de Juntos por el Cambio.

Para Humanidad, lo más relevante, del diálogo que tuvo Cristina con Marcelo Figueras, pasó por una feroz crítica a la gestión económica de Mauricio Macri, a la que calificó como “un tsunami” que colocó a la Argentina “en el medio del río”, cuando con ella la había dejado “en tierra” y funcionando.

Se concentró en la orientación financiera (“hay bicicleta y se llevan los dólares al exterior”, dijo)  y en los beneficios obtenidos por “grupos muy chicos y concentrados”. Recordó una anécdota cuando se negoció y se cerró con el FMI, el tema de la deuda externa. Primero no dejó bien parado al economista Guillermo Nielsen, aunque luego exaltó sus dotes, pero “con directivas claras” dadas por Néstor Kirchner.

Ahí lo veo a Sergio (por Massa), nuestro primer legislador…creo que tendrás – dijo desde el escenario – que pensar algún mecanismo, porque no podemos quedar librados a los que se les ocurra (en materia de endeudamiento) y que comprometen a las futuras generaciones”.

A Massa le pidió un mecanismo para prevenir endeudamientos que afecten a futuras generaciones.

No fue complaciente con Martín Lousteau, otro ex ministro suyo y hoy candidato a senador por Juntos por el Cambio. Trajó a colación que, contradiciendo a Néstor Kirchner, impulsó la resolución 125, argumentando que a los productores agropecuarios “no les interesa el tema de las retenciones a la soja…y mirá luego el zafarrancho que se armó”.

Al pasar, elogió al papa Francisco y más en profundidad a Kicillof. Esta vez, no atacó directamente a la gobernadora María Eugenia Vidal (la dirigente más popular del PRO), como sí había hecho durante la semana, al hablar ante delegadas bancarias.

Avisó que “vendrán tiempos difíciles” que requerirán “un gran espíritu de unidad nacional”. Agregó tener certeza que “se hará la tarea (para superar el endeudamiento, “más grande que un Plan Marshall), defendiendo los intereses de la gente”.

Este vez, señaló que “habrá que apechugar” y hacerse “cargo del muerto”. Reconoció que durante su administración, además de aciertos, cometió “errores”. Fue allí donde pidió “disculpas” a sus ofendidos y mirando en dirección a Massa (pensando quizá también en Alberto Fernández), habló de los “distanciamientos” políticos  y de la necesidad de “volvernos a juntar”.

“Es más importante la Argentina que nuestras diferencias. Por ahí privilegiamos nuestras discusiones y peleas, pero nos dimos cuenta que cuando nos peleamos entre nosotros, nos devoran los de afuera”, cerró fumando metafóricamente la pipa de la paz.

Periodista. Trabajó en Crónica, NA, DyN, Clarín, Televisión Pública, Canal 13, La Nación y en el diario Río Negro. Becado por la Universidad de Harvard, asistió a cursos de perfeccionamiento en Boston, Estados Unidos. Además estudió en Alemania y Francia.

0 comments on ““Cuando nos peleamos entre nosotros, nos devoran los de afuera”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s