Argentina Política

“No se le ganó a Macri, sino a un sistema de poder”

Máximo K., aún predicando "neoliberalismo nunca más", pidió ser "abiertos y tolerantes" con los que piensan distinto, para no caer en desgracias como las que ocurren en Bolivia y Chile.

Recomendando mirar los agrietados y ensangrentados espejos de Chile y Bolivia, el diputado Máximo Kirchner, señaló que el 27 de octubre “no se le ganó a Mauricio Macri, sino a un sistema de poder”. Propuso, bajo el lema “neoliberalismo nunca más”, ser abiertos y tolerantes “con el que piensa diferente”, para que, con un modelo peronista, se pueda dar cabida a los 44 millones de habitantes y no solo a una minoría.

Las palabras del hijo de Cristina en la Universidad de Hurlingham, hicieron centro en una de las preocupaciones centrales de Alberto Fernández. Guillermo Nielsen, uno de los miembros de su equipo económico, confirmó informaciones difundidas por Humanidad: “hay – dijo – un camión que viene de frente” y que habrá que esquivar a partir del 10 de diciembre con “limitaciones formidables”. Se trata de vencimientos de deuda, hasta mayo de 2020, por 15 mil millones de dólares.

¿Cómo empezar la reconstrucción? Rememorando a su fallecido padre, Néstor, dijo: “con una nueva escalera, habrá que sacar a la Argentina del infierno, llegar al purgatorio y luego a una vida plena”, tras los “4 años de retroceso” al que “nos sometió Macri, sin ninguna creatividad y resignándose a un mundo injusto y desigual”.

Fue prudente Máximo, alineado bajo las directrices de Alberto y Cristina, al predecir que “la salida del infierno, se hará paulatina, progresivamente” (hasta uso el “paso a paso”, de Mostaza Merlo, al que apelaba Macri) entendiendo que un sector de la sociedad, que “no son extraterrestres”, aclaró, es proclive a otro proyecto, como sucede en Bolivia y Chile.

Nielsen: “Hay que esquivar un camión que viene de frente”

Máximo, a quien Alberto le profetizó la capacidad de crecer y ser un futuro candidato a Presidente, lamentó “el coraje” de Macri y Marcos Peña, para “presentar un informe que no contempla los 40 puntos de pobreza, los miles de desocupados y de pibes que dejaron de estudiar”.

En ese punto, expresó que Macri deja “una Navidad muy triste”, con “tierra arrasada” y “una deuda monumental de 44 mil millones de dólares”, todo lo cual fue anticipado, recordó, por Cristina en su discurso de despedida de la Casa Rosada, el 9 de diciembre de 2015.

Pronosticó que así como en el mandato de su padre, la deuda externa se canceló por el esfuerzo de los trabajadores argentinos, la misma épica habrá que emprender ahora.

Sobre los graves conflictos regionales, destrozó al gobierno por utilizar “artilugios verbales para no llamar Golpe de Estado” a lo ocurrido en Bolivia y que en las últimas horas se cobro 8 vidas indígenas por el accionar de las fuerzas militares represivas, que recién en ese momento hicieron reaccionar a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA.

Al respecto, Ricardo Alfonsín, quien formalmente pertenece a la UCR, pero discrepa con autoridades y legisladores de su partido, manifestó su predisposición a colaborar con el gobierno de Fernández, y les pidió a sus correligionarios que no sigan “tropezando con la misma piedra”.

“Así como está – planteó – , éste partido no se parece a la UCR. La única manera en que se garantiza el orden es con justicia social. Deberemos discutir internamente, la corriente que acompañó acríticamente a Macri, de manera pasiva e irrelevante, y los que venimos señalando errores y apostamos a una nueva esperanza”.

Máximo Kirchner, a tono con lo proclamado por Alfonsín, y atento a las explosiones sociales de Bolivia y Chile, advirtió que “hay que estar contentos por haber ganado la elección”, pero al mismo tiempo, tener cuidado para “absorber las diferencias de manera correcta”, debatiendo en forma racional con la oposición.

El hijo de Cristina afirmó que el ministro Hernán Lacunza, “fue puesto para “custodiar la elección de los suyos en CABA y provincia”.

“Ese jolgorio – indicó – costó 20 mil millones de dólares, la campaña más cara de la historia política, con apoyo externo”. Con tal argumento, ratificó la dureza con la que las nuevas autoridades encararán la renegociación con el FMI, tal como anticipó Humanidad.

Periodista. Trabajó en Crónica, NA, DyN, Clarín, Televisión Pública, Canal 13, La Nación y en el diario Río Negro. Becado por la Universidad de Harvard, asistió a cursos de perfeccionamiento en Boston, Estados Unidos. Además estudió en Alemania y Francia.

0 comments on ““No se le ganó a Macri, sino a un sistema de poder”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s