Economía Política

Trabajadores estatales y privados ponen zapatitos para Reyes

Empresarios, obreros, organizaciones sociales y el Estado, habrían acordado un bono para la semana próxima. Paliativo que se inscribe en la estrategia remunerativa del Presidente.

Ganamos/perdemos/a Argentina la queremos. Un alto dirigente sindical, admitiendo la complejidad pantanosa de la economía, adelantó a Humanidad que en Reyes (día más, día menos), el gobierno dará por decreto un “bonito” de entre 6 y 9 mil pesos para trabajadores estatales y privados. Están pendientes (siendo realistas) puntos irrecuperables de 2019: la meta es ir encauzando la situación. El presidente Alberto Fernández anticipó que la “fecha tope” (dead line) es el 31 de marzo, cuando presuntamente se sabrá cómo se renegociará “el bodrio” que dejó Mauricio Macri, con los acreedores externos.

Alberto, a quien los sindicalistas y patrones conceden unos meses de gracia (hasta lo hizo el camionero Hugo Moyano, a quien a pesar de los floripondios públicos no le permitirán recuperar el terreno que tuvo en el pasado), se posicionó después de hablar con Diego Maradona: está en el equipo de los laburantes y quiere triunfar, pero el empate como viene el partido no habría que desdeñarlo en 2020.

El portavoz gremial que habló con este medio lo hizo con lenguaje futbolero. Habrá que hacer el “aguante” y no complicar la estrategia remunerativa que lleva adelante el ministro Claudio Moroni, aceptando que algunas medidas son de cumplimiento imposible: entre ellas la doble indemnización (hay despidos por aplicación del artículo 247 por “causas no imputables” a las empresas y los trabajadores terminan arreglando por el 70/75 por ciento de lo que les corresponde para no ir a juicio). Las paritarias funcionarán, de forma escalonada y prudente.

Con la consigna “no mentir” (lo menos posible, agrega Humanidad), los que están en el rubro industrial saben que lo que “dibuja el DT en el pizarrón funciona en la teoría, pero después entran en la cancha, les dan una o varias patadas y se va todo al demonio”. En argot de potrero, agregan que es como que Barracas Central, de “Chiqui” Tapia, le pase por encima al Barcelona, de Messi.

¿Entonces? La inflación ya demostró, en dos momentos de apogeo del sindicalismo, que arrasa con todo, no como el río de Macri. Pasó en 1975, cuando el “Rodrigazo” se llevó puesto al gobierno de Isabelita (además de otras razones)  o con la hiper con la que los grupos concentrados desestabilizaron a Raúl Alfonsín, en 1989.

¿Entonces? El objetivo, le dijo Moroni a los Moyano, y hará lo mismo ante una extensa lista de popes como Héctor Daer, Antonio Caló, Ricardo Pignanelli….que hay que generar puestos laborales e ir desterrando la pobreza y la informalidad.

Alberto ya dio pistas al codearse con la CGT, la CTA, organizaciones sociales, AEA, UIA y demás: “Quieren tanto el sistema de Estados Unidos. Se hará como en Estados Unidos: se controlarán los márgenes de rentabilidad. Si es hasta 30 por ciento, al que pesquemos con 31, lo cortamos como un queso”. En rigor, Fernández lo dijo con otras palabras. Amigable, dialoguista y componedor camino al Consejo Económico y Social que se está conformando, practica cuando nadie lo ve “latigazos”, como se le escapó en una entrevista por radio Continental.

El ministro Moroni, punta de lanza de Alberto. Aquí con los Moyano

Un ejemplo: en el país hay dos empresas de pañales que acaparan el mercado y tuvieron ganancias superiores al 100 por ciento en un año. Las están investigando, de igual forma que se conmina a supermercadistas y laboratorios a “no hacerse los piolas”.

El ex secretario de Comercio, Guillermo Moreno, como funcionario público no parece tener futuro en la administración de Fernández. Sin embargo, éste escuchó el consejo de un comerciante: “siga así Presidente, tranquilo, equilibrado, sin confrontar, porqué si no detiene por las buenas a los remarcadores compulsivos de precios, tendrá que apelar a alguien de mayor calibre que Moreno”.

“Escuche lo que le voy a decir”, dijo el sindicalista a Humanidad: “si tenemos laburo y estabilidad, hasta les regalamos las paritarias. El trabajo hará crecer la dignidad de los argentinos y subirá los salarios, porque se incrementará la demanda y confiaremos en nosotros mismos”.

Periodista. Trabajó en Crónica, NA, DyN, Clarín, Televisión Pública, Canal 13, La Nación y en el diario Río Negro. Becado por la Universidad de Harvard, asistió a cursos de perfeccionamiento en Boston, Estados Unidos. Además estudió en Alemania y Francia.

4 comments on “Trabajadores estatales y privados ponen zapatitos para Reyes

  1. miguel angel rouco

    Feliz año Arni!!!!! como siempre buena merca. Lo que no queda claro, el bono es por única vez o forma parte del salario?????

  2. Excelente noticia, los trabajadores venimos muy castigados,gracias por pensar en quienes movemos el país día a día con mucho esfuerzo!!! Te quiero presiii

  3. Los docentes no cobramos nada?? No entramos dentro de estatales nosotros, alguien puede responder gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s