Economía Política

Se tensiona la reestructuracion de la deuda externa

Massa tratará de que se apruebe en Extraordinarias, un proyecto dirigido a los mercados. Guzmán negocia en Nueva York y Grabois pide que "la fiesta" la pague el 1 por ciento más rico.

Declaraciones del líder de la CTEP, desnudaron ayer una puja dentro del gobierno de Alberto Fernández, entre “obsecuentes, chupamedias y amigos del campeón” y los que, como dijo Juan Grabois, alientan abiertamente “un debate constructivo, pese a las contradicciones”. La cuestión es cómo pararse frente a los acreedores privados y el FMI, y lograr que “la fiesta macrista”, la pague el uno por ciento más rico de “las élites, los grupos económicos concentrados y las corporaciones”.

Por estas horas, el ministro de Economía, Martín Guzmán encara una “negociación firme” en Estados Unidos. Y la Cámara de Diputados, con el protagonismo estelar de Sergio Massa, tratará de aprobar hoy, en extraordinarias, un proyecto de ley de Reestructuración de la Sustentabilidad de la Deuda en Jurisdicción Extranjera, con el apoyo de una gran mayoría que incluye a los legisladores del bloque de Cambiemos, comandando entre otros por Horacio Rodríguez Larreta.

Massa, más dúctil que el kirchnerismo, propuso “no ensuciar” el mensaje a los mercados y ofreció un mecanismo institucional para ayudar a las provincias en dificultades financieras. Muchas de ellas, radicales.

Por lo que ve, Alberto Fernández conforma al amplio abanico del Frente de Todos, apurado como está para lograr una claridad económica antes del 31 de marzo. Hasta aquí hay un verano en calma y casi sin piquetes.

Grabois, en ese sentido, al hablar con Julián Guarino, reivindicó a Jaime Durán Barba, por haber sentenciado que (Mauricio) Macri “ya fue”. En contra de otras opiniones, comentó que su designación como titular de la Fundación FIFA, no debe leerse como otra cosa que “un exilio dorado” o “un descarte” de la escena política nacional.

En éste partido, van pidiendo la pelota, dirigentes del PRO y del radicalismo. El juego brusco lo practican jugadores como Patricia Bullrich y Miguel Pichetto, sin mucho sustento partidario. También están activos los cuadros medios de la Coalición Cívica, aunque son impredecibles los movimientos de “Lilita” Carrió, cuya jubilación empezará a correr desde el primero de marzo.

El presidente el viernes será recibido en el Vaticano por Francisco. La gestualidad del encuentro permitirá develar la comprensión del Papa hacia el nuevo gobierno peronista, Le complace que Alberto insista en lograr que “nada nos divida”, aún reconociendo que el país “está lleno de agoreros y odiadores”.

Grabois cree y apoya a Alberto y le pide actuar con celeridad y firmeza

Así lo hizo notar, entre otros, el periodista Víctor Hugo Morales, quien en su editorial de la víspera, le pidió “no tener miedo” a quienes amenazan salir a las rutas con sus tractores y aplicar de una vez las retenciones al campo, resistidas por la Sociedad Rural.

En ese contexto, se reconocen como lógicas “las tensiones” en la renegociación de la deuda externa. Grabois aportó otro grano de arena: cuestionó al ex gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, por irse a vivir a España, y dejar a su provincia en situación de deforestación para favorecer los agronegocios, con falta de agua potable, especialmente en la zona de Tartagal, donde se produjo la muerte de 6 chicos.

Apoyando fuertemente a Alberto, Grabois no se privó de reclamar que apure la marcha para lograr una transformación estructural, promoviendo por ejemplo la estatización de la cerealera Vicentín.

“Está en el mapa (del gobierno) y permitiría una intervención más directa en el comercio exterior, en uno de los derivados principales de la producción agropecuaria”, afirmó.

Alberto prefiere discutir puertas adentro, pero acepta la tesitura de Grabois, de enfrentar “poderes” que estuvieron detrás de Macri y que luego lo abandonaron.

Paso “positivo” de Guzmán por EE.UU. En febrero llegará misión del FMI a la Argentina

Si Grabois lograse traspasar la barrera de lo que llama “obsecuentes”, a una renegociación exitosa de la deuda, seguiría una auditoría para saber “quienes fugaron la plata” y aplicar allí el torniquete impositivo para dar respuestas a los graves problemas sociales.

Grabois marcó algo importante: Macri se endeudó por su cuenta con el FMI (“corresponsable de lo que pasó”, señaló), y Alberto, en contraste, requerirá para desendeudarse un pronunciamiento tajante del Parlamento, en lo que está trabajando Massa, con el aporte de Máximo Kirchner.

En la Rosada se admiten las dificultades para domar la inflación. Como el compromiso sigue siendo con los sectores más postergados, es casi natural que se salga a buscar recursos “en el 1 por ciento más rico” de la población.

Periodista. Trabajó en Crónica, NA, DyN, Clarín, Televisión Pública, Canal 13, La Nación y en el diario Río Negro. Becado por la Universidad de Harvard, asistió a cursos de perfeccionamiento en Boston, Estados Unidos. Además estudió en Alemania y Francia.

0 comments on “Se tensiona la reestructuracion de la deuda externa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s