Política Regional

“Hay MAS sin Evo”

Depuesto con Morales, el ex vice Linera, criticó a Almagro de la OEA, "el racismo de los golpistas", y señaló que la izquierda volverá al poder, a pesar de que la derecha "emitió un decreto para asesinar".

El vice derrocado de Bolivia, Álvaro García Linera, junto con el presidente Evo Morales – ambos refugiados políticos en la Argentina -, aventuró que “a pesar de los indicios de irregularidades” para las elecciones convocadas por Jeanine Áñez, el próximo 3 de mayo, el Movimiento al Socialismo, con Luis Arce a la cabeza tiene “serias probabilidades de ganar en primera vuelta”.

En una entrevista con El País, de Madrid, el intelectual de izquierda de 57 años, que pasó varios años en la cárcel, antes de secundar a Evo en el Ejecutivo entre 2006 y 2019, sostuvo que “toda lucha por la igualdad tiene un costo y lo que ha pasado en Bolivia es el costo social de una igualdad acelerada que no ha logrado superar todavía las fronteras étnicas…en Bolivia, un joven de un apellido notable que se vaya a casar con una india no ocurre ni hoy”.

Al contestar una pregunta puntual, dijo: “Hay un MAS sin Evo, entendiéndolo como un proceso de igualdad social, étnica, económica, de movilidad ascendente y fluida. De hecho, cuando todos auguraban que, después del golpe, sin el caudillo y con semejante campaña de desprestigio, fracasaríamos, las encuestas sitúan al MAS [cuyo candidato es Luis Arce] en primer lugar para las elecciones y tenemos probabilidades serias de ganar en primera vuelta. El 30% de la sociedad boliviana ha dejado de ser pobre y el asalariado incrementó su salario un 500% en una década, según la ONU”.

“Volveremos cuando todo se haya sedimentado”, indicó. Y explicó que lo que pasó en su país “fue una sublevación de las clases medias tradicionales contra la igualdad que ha tomado, con el tiempo, la forma de un golpe de Estado. Según la Cepal, el 30% de los bolivianos pasó de ser pobre a ser clase media. Las clases medias tradicionales ven, primero con preocupación y luego con pavor, cómo personas que vienen del mundo indígena adquieren el mismo estatus que ellos tenían”

“El malestar – prosiguió – se tradujo en movilizaciones contra el Gobierno y en un estado de ánimo muy conservador, muy racista, que dio pie a que las fuerzas del orden desconozcieran el orden constitucional y pidieran la renuncia del presidente [Evo Morales]. Es una mezcla de acción social con un golpe de Estado. La idea de fraude fue una construcción. Lograron instalar la opinión de que iba a producirse y no lo han demostrado. LA OEA tiene que decirlo”.

Contrario a la postura del secretario general de la OEA, Luis Almagro, García Línera, señaló que Evo renunció porque “se iba a desencadenar una matanza. A las 7 de la mañana ya había un desacato de la Fuerza Aérea a obedecer el mando institucional, incluso antes de que pidan nuestra renuncia”

“Los comandantes – detalló – llaman a Evo en la tarde: “No saquen las Fuerzas Armadas, yo voy a renunciar, pero no saquen a las Fuerzas Armadas”, pide. En 14 años, habíamos logrado que la gente recuperase la confianza en las Fuerzas Armadas, pero sacaron a los militares a las calles en las siguientes horas. Es decir, tenías un estado de insurgencia social, militares y policías que habían decidido desconocer al Gobierno y ante eso te enfrentas o te retiras. Enfrentarte hubieran sido centenares de muertos y Evo no quería un solo muerto”.

Ante las sospechas de fraude que tenían el precedente de Evo Morales optando por la Presidencia a pesar de haber perdido el referéndum de 2016, aceptó que pudo tratarse de un error. “Sí. Se les da una bandera, pero eso no justifica romper el orden constitucional…”

Álvarez Linera, aseguró que la fuerza del MAS “sigue siendo el movimiento indígena”, a pesar de perder unos 10 puntos, “normal después de 14 años de gobierno”, indicó.

“Por eso – recalcó – cuando los golpistas entran al Gobierno llevan la Biblia, porque los indios no tienen alma. ¿Y qué hacen? Queman la wiphala (la bandera indígena)…está claro un resentimiento muy duro contra esta igualación inconsulta de estos indios alzados”.

Reconoció además: “La apuesta era acelerar los procesos de movilización social, pero quizá no lo logramos con la rapidez ni la contundencia deseadas, y también está el desgaste de 14 años de Gobierno que también fue aprovechado. Se aprovechan de un momento de debilidad: ellos tienen la bandera democrática y has perdido el 13 % de tus votos. Y dicen es el momento”.

También advirtió que “ahora es una sociedad muy dividida, polarizada ideológica y étnicamente. Los viejos fantasmas de la fragmentación social renacen porque el Gobierno de Evo Morales fue el intento más audaz de saldar deudas, de cerrar la brecha, la falla geológica, en mi concepto, de la formación boliviana y lo que hace el Gobierno interino es volver a resucitarlas, disciplinar a los indios otra vez”.

Sobre un supuesto futuro fraude de los que produjeron “el golpe”, contestó: “Ellos se juegan mucho. Han emitido un decreto para asesinar. Saben que eso tiene consecuencias, van a jugarse el todo por el todo para no perder. Lo único que puede impedir que eso suceda es una sociedad despierta y vigilante, pero también una comunidad internacional implicada”.

0 comments on ““Hay MAS sin Evo”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s