Salud Pública Sociedad

Lávense las manos…y dejen de mentir

Ante un tema de la magnitud de la pandemia iniciada en China, además de las conductas individuales, hay que poner el foco en el papel de los medios y las redes sociales. Lo que se juega el Estado.

El coronovirus nos tiene a maltraer. Pero hay espacios para idiotas que hacen circular noticias falsas y graves por las redes. Hace un par de días, se alertaba por WhatsApp (con la exhortación de difundir), que helicópteros de la Fuerza Aérea iban a fumigar la ciudad de Buenos Aires y sus alrededores, por lo que había que encerrarse en las viviendas y bajar las persianas a partir de las 11 de la noche. Falso, de falsedad absoluta. Hoy, esta tarde, mientras el Gobierno se preparaba para definir la rigidez de la cuarentena, apareció un boletín oficial igual de trucho con características insólitas de la medida en estudio por el presidente Alberto Fernández y su equipo de colaboradores. Otra falacia total para crear desbordes y pánico, igual que situaciones enojosas que se vienen dando en distintos centros asistenciales por falta de vacunas para la gripe y el atosigamiento de la gente en esos lugares. Con casos de furia. Ayer, en Vacunar de Luis María Campos al 700, la multitud agolpada quiso romper las vidrieras del local. Desde hoy, todo es con turnos previamente solicitados por Internet.

La Nación, un diario que presume de seriedad, también en la fecha publicó una noticia con imágenes, bajo este título: “Largas colas para ingresar a Pinamar y otros centros turísticos de la Costa”.

Se descartaba que fuese una fake news, porque había tránsito hacia ese lugar, debido al feriado de Semana Santa. Pero da la casualidad, que este periodista se comunicó con un amigo y colega que reside ocasionalmente en Pinamar, preguntando, a las 13.30, si era cierta esa noticia. ¿Cuál fue su respuesta?

No. No es cierto. Esto es lo que viví hace dos horas. Cómo la cuarentena obligatoria me conviene hacerla acá (en Pinamar y no en Buenos Aires donde tiene su domicilio), acudí al Super de Coto en la ruta, frente a Cariló”.

“Al salir de Pinamar vi un retén de policías en la mano de ingreso. Al volver, había solo  3 autos delante y cada uno no tardaba más de 30 segundos en pasar. Bajo el vidrio, me piden el DNI – prosiguió – y me preguntan si vengo de vacaciones. En mi documento figura el domicilio en Buenos Aires. Ni lo miraron. Les dije: estoy acá desde febrero y que fui a comprar comida”.

Siga, siga. Estamos haciendo un control, repitió como hizo con los anteriores”.

El decreto falso que circuló por las redes fue desmentido por Presidencia

El colega, al que nadie puede reprocharle su simpatía al gobierno (todo lo contrario), comentó indignado: “En ese momento, escuchaba a (Jorge Lanata, por radio Mitre) y su banda, diciendo que había colas en los ingresos a Gessell, Mar de las Pampas y Pinamar. Mentira”.

No fue esquivo ante la realidad. Sus apreciaciones podrían verse desvirtuadas por la tarde/noche. “Pero ahora (a las 14.30) Pinamar es un desierto. Todo abierto, pero muy poca gente. En los super locales entran de a dos o tres. Y cada uno guarda dos metros de distancia”.

“Tengo – abundó – comida para toda la cuarentena, como para no salir. En el edificio (de casi 20 pisos) estoy solo, de soledad absoluta. Solo el encargado en PB. Con este panorama no vuelvo a CABA ni loco. En mi trabajo me dijeron que ni aparezca, aunque por la edad no debo ir”.

La experta norteamericana se lame el dedo tras recomendarse no tocarse la cara

El colega se sorprendió por algunas actitudes de autoridades como el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta (Humanidad dio cuenta de su estornudo en un momento inoportuno), y el intento de Sergio Massa “de aclarar lo de los 100 mil pesos de subsidio, 24 horas después de publicarse, y encima de culpar de mala leche a la prensa”.

“Encima – dijo irritado – todos (oficialistas y opositores), codo a codo, abrazándose y besándose ante las cámaras”.

“Son irresponsables. El gobierno debiera ser más duro”, sorprendió.

Ya Humanidad viene comentando las miserias humanas que se dan en una situación tan crítica que puede cambiar el rumbo del planeta. Con respecto al afán de la gente por comprar rollos y rollos de papel higiénico en los hipermercados, un terapeuta comentó: “Lo hicieron como efecto reflejo. Veían los estantes vacíos y compraban por las dudas, para acumular sin que queden para otros”.

Para cortar con estas pálidas, solo unos comentarios del periodista Horacio Verbitzky. “El blooper del alcalde porteño fue revelador de la falta de preparación ante la pandemia. Pero no tiene sentido ensañarse con Rodríguez Larreta, cuyo control de daños desacartonado le permitió salir con gracia del enredo”.

“Más notable – subrayó – es la conducta de los medios comerciales, que recién informaron sobre el episodio un día después, pero no sobre el estornudo, sino a partir de la explicación del funcionario, que es un anunciador importante”.

Si lo sabrán periodistas oficialistas que atacan al ex presidente Mauricio Macri y tratan con guante de seda a Larreta. Es una acotación de Humanidad.

Describió Verbitzky lo que hizo una funcionaria de salud pública de California, en Estados Unidos, y no dejó de mencionar “el error inicial” del ministro Ginés González García, al “pensar que el virus originado en China y replicado en Italia, no llegaría aquí antes del invierno”. Lo terminó excusando, por su reconocimiento posterior e intervención “activa en la extensión de la emergencia sanitaria”.

En rigor, no son momentos para agigantar la grieta, sino para reflexionar y revisar conductas maliciosas y odiosas.

Periodista. Trabajó en Crónica, NA, DyN, Clarín, Televisión Pública, Canal 13, La Nación y en el diario Río Negro. Becado por la Universidad de Harvard, asistió a cursos de perfeccionamiento en Boston, Estados Unidos. Además estudió en Alemania y Francia.

0 comments on “Lávense las manos…y dejen de mentir

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s