Política Salud Pública

Por las buenas, Alberto apretó las marcas en el Gran Buenos Aires

Una reunión de emergencia se realiza este mediodía en la Quinta de Olivos, entre el Presidente e intendentes del explosivo cordón bonaerense. Se coordina la logística para combatir la pandemia.

Sin distinción de banderías políticas, los intendentes del primero y segundo cordón (algunos del tercero) del Gran Buenos Aires, están deliberando en estos momentos con el presidente Alberto Fernández y el gobernador Axel Kicillof, en la quinta de Olivos. No se permtióe el ingreso de vehículos. Los funcionarios debieron bajar en la puerta que da sobre la calle Villate y entrar caminando a la residencia.

El gobierno prevé endurecer los controles en el conurbano, tituló el diario La Nación y explicó que Alberto resolverá hoy mismo “la logística necesaria” para que los “irresponsables”, entienda lo obvio: hay quedarse en las casas para prevenir el coronavirus.

Mientras, repiquetea desde Jujuy, la advertencia del gobernador radical Gerardo Morales – de fluido contacto con el Presidente – en el sentido de que “la capital y el Gran Buenos Aires van a explotar”. ¿Hay alguna coordinación entre bambalinas para agitar el miedo y contener a los “idiotas” que planean vacaciones o irse a sus casas de descanso en los countries o la Costa Atlántica? Es una guerra contra “un enemigo invisible”, se coincidió.

La situación es mejor en CABA, donde gobierna Horacio Rodríguez Larreta, pero igual Alberto quiere “apretar” las marcas antes del feriado largo que finaliza el miércoles. Diego Santilli está en Olivos.

Otro de los participantes, Diego Valenzuela, de Tres de Febrero, recorrió el domingo barrios populares, con barbijo puesto y micrófono en mano exhortando a los pobladores a resguardarse en sus hogares.

Se quiere evitar “el choque” para el que se está preparando el ministro de Seguridad, Sergio Berni. Y por supuesto, se acata la orden “del comandante Fernández” de no dictar el Estado de Sitio. Por ahora, es todo por “las buenas”.

Lo que preocupa son las situaciones de hacinamiento en donde la densidad poblacional es muy alta y son notorias las consecuencias inevitables de la paralización de la economía.

Por eso, se aguardan medidas del Ejecutivo a favor de los cuentapropistas y monotributistas, en paralelo con la distribución de comida en el Gran Buenos Aires por parte de personal del Ejército.

Jorge Macri, entró renqueando a la quinta de Olivos: “Es central esta reunión para coordinar esfuerzos”, explicó escueto. “Hay que decir la verdad, es la única forma de resistir y combatir este bicho (por la pandemia)”, repiquetean en Olivos las palabras de Morales, desde Jujuy

Periodista. Trabajó en Crónica, NA, DyN, Clarín, Televisión Pública, Canal 13, La Nación y en el diario Río Negro. Becado por la Universidad de Harvard, asistió a cursos de perfeccionamiento en Boston, Estados Unidos. Además estudió en Alemania y Francia.

0 comments on “Por las buenas, Alberto apretó las marcas en el Gran Buenos Aires

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s