Cultura

Sufrimiento y desamor en las geniales pinturas de Frida

Paula Conde cuenta por qué la genial artista se pintó a sí misma alrededor de 50 veces. Su relación con Diego Rivera y León Trotsky.

Por Paula Conde (Clarín)

¿Por qué lo recomendamos? Sus pinturas, mayormente autorreferenciales, reconstruyen la vida y los sentimientos de una genial artista latinoamericana, erigida como un ícono del feminismo.

“Pinto autoretratos porqué estoy mucho tiempo sola. Me pinto a mí misma porque soy a quien mejor conozco”. En cada uno de sus cuadros, su historia. La de Frida Khalo.

Pintado en 1940, Autorretrato con collar de espinas, además de ser una de las obras más destacadas de la artista mexicana, expresa simbólicamente su sufrimiento tras la separación de Diego Rivera, también artista, con quien mantuvo una relación de a ratos apasionada, de a ratos tormentosa.

"Autorretrato con collar de espinas", de Frida Kahlo (1940).
Autoretrato con collar de espinas (1940)

De las 143 pinturas que hizo Kahlo, más de un tercio son autorretratos y las demás son en su mayoría autorreferenciales. En el autorretrato exhibido aquí, uno de los más célebres del arte latinoamericano y mundial, Frida se pinta a sí misma de frente, con una corona de espinas como collar, con el que buscaba representar el dolor punzante que sentía tras el divorcio de Rivera.

Del collar cuelga un colibrí muerto – y las alas del pajarito se parecen a las inconfundibles cejas de Frida -. El colibrí es, en México, uno de los símbolos del amor. Y acá, ese símbolo yace muerto, lo que marca la desilusión amorosa de esta genial artista. En uno de sus hombros, un gato negro -símbolo de la mala suerte, listo para cazar al colibrí -; en el otro, un mono, peculiar mascota que le obsequió Rivera.

Frida Kahlo: nació en Coyoacán, México, en 1907 y murió en 1954, a los 47 años, por una neumonía. Pero su vida estuvo marcada por la enfermedad – contrajo poliomielitis de niña– y padecimientos físicos: sufrió un grave accidente mientras viajaba en un colectivo que fue arrollado por un tranvía y que la dejó postrada durante largas temporadas y la obligaron a someterse a una treintena de cirugías.

La artista Frida Kahlo.
Sus obras reflejan dolor y sufrimiento, sin por eso mostrar visión pesimista de la vida

De ahí que sus obras representen el dolor y el sufrimiento que le tocó vivir, sin por eso mostrar una visión pesimista de la vida. En ellas, además, reivindicó su genética mestiza y amerindia.

Su vida amorosa estuvo marcada por la turbulenta relación con Diego Rivera y por un romance con León Trotsky, durante el destierro del líder ruso en México, donde fue asesinado.

El último óleo de pequeño tamaño (61 por 47 centímetros) se encuentra actualmente en el Harry Ransom Center, un centro que funciona como archivo, biblioteca y museo de la Universidad de Texas en Austin, Texas, especializado en la colección de obras literarias y culturales de los Estados Unidos, América Latina y Europa.

1 comment on “Sufrimiento y desamor en las geniales pinturas de Frida

  1. Alejandra

    Fortaleza ante el dolor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s