Economía Política

Lacalle con un gran paraguas para resguardar la unidad del Mercosur

En la cumbre virtual, Alberto pidió dejar de lado diferencias políticas e ideológicas para lograr la unidad del bloque. Pidió más igualdad social. Bolsonaro, mayor apertura comercial.

Se vieron por videoconferencia. “Guardo por todos los líderes el respeto que se merecen, aunque no pienso igual que muchos”, resaltó con vocación de unidad continental el presidente Alberto Fernández. Por “más y mejor inserción en el mundo” con el Mercosur como “vehículo”, abogó por su lado el brasileño Jair Bolsonaro. El uruguayo Luis Lacalle, nuevo presidente pro témpore del mercado regional al que le cuesta hacer pie en tierra firme (hay embelesados con Europa, los que no desatienden a Estados Unidos y China, y otras variantes distintas y/o combinadas), apeló a la figura de un gran paraguas protector. Se entusiasmó con avanzar, pero “no a medias” (es decir, contemplando los reparos de la Argentina), en especial hacia la apertura comercial con Corea del Sur, como pretende el gigante sudamericano, espadachín del norteamericano Donald Trump en América Latina.

Fue un ensayo en medio de la pandemia, con un horizonte económico que se presenta oscuro. Hay buenas intenciones, con enfoques dispares. Cada uno atiende sus intereses. En teoría, se coincidió en que funcionar en bloque, con la globalización instalada, redundará en beneficio del conjunto. Para lo cual deberían minimizarse (algo que se declamó, en algún caso con renuencia), las diferencias políticas e ideológicas. En la práctica, eso está en veremos. Bolsonaro, hizo menciones que no fueron del agrado de los gobernantes de la Argentina, relacionadas con lo que sucede en Venezuela y Bolivia, cuya presidenta Jeanine Áñez (la que obligó a refugiarse en Buenos Aires a Evo Morales), anunció “elecciones transparentes y democráticas” para el domingo 6 de septiembre.

Alberto transitó el camino de la solidaridad. Nadie se salva solo, remedó al papa Francisco. Con humildad, dijo que en su paso como presidente no iba a frustrar la aspiración integradora de los grandes héroes. Exhortó a crecer juntos aún no pensando igual. “La historia – dijo gesticulando con energía – nos ha dado la oportunidad de revisar lo que se ha hecho y hacerlo de otro modo”. Ahí se plantó pues definió al mundo como “un gran barco” que tambalea por la pandemia, en el que viaja la humanidad, “por más que algunos tengan camarotes de lujo”. El principal desafío – acentuó – “es la desigualdad” social.

Bolsonaro, que nunca ocultó su tirria al kirchnerismo y su afecto societario con el ex presidente Mauricio Macri, apuntó hacia otro costado, en sintonía (eso subrayó) con Paraguay y Uruguay, los dos miembros plenos del Mercosur. Puso énfasis en la economía. Si bien se empeñó en deshacer “teorías distorsivas” en su contra, bregó por entendimientos comerciales (no aprobados por el cuarteto, según apuntó realista Lacalle) con Canadá, Corea del Sur, Singapur y El Líbano, más otras expansiones futuras hacia Israel e India y luego en dirección a Asia. Reconoció que la región debe reestructurarse para estar lista y abrir también una puerta con América Central (en la conferencia participaron Iván Duque, de Colombia y Sebastián Piñera, de Chile).

Lacalle, presidente pro témpore del Mercosur: acelerar acuerdos con Europa y mirar a EE.UU y China

La estructura productiva argentina la hará caminar más lento, dada la prioridad de Alberto por dar prioridad a la contención del ataque del COVID-19. El presidente del FdT también intentó seducir a Paraguay y Uruguay, al señalar que deben aspirar a un desarrollo pujante como Argentina y Brasil, subsanando desequilibrios y asimetrías.

Lacalle hizo de moderdor y no negó la crisis económica, social, educativa. ecológica y sanitaria.

Rechazó, sí, el proteccionismo e  indicó que el Mercosur “está en al recta final” de su proceso aglutinante. Apostó sobre todo al acuerdo con la Unión Europea. Y llamó a mirar a ambos costados: Estados Unidos y China, porque los logros tecnológicos y científicos hacia 2050 se visualizan impresionantes, con un requerimiento perenne por alimentos y recursos naturales de esta parte del planeta.

“Tomamos las decisiones por consenso (se requieren definiciones unánimes de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) y tenemos una preciosa oportunidad. Hay que aprovecharla. Con pragmatismo, sin lentitud, porque pueden pasarnos por arriba”, concluyó.

Periodista. Trabajó en Crónica, NA, DyN, Clarín, Televisión Pública, Canal 13, La Nación y en el diario Río Negro. Becado por la Universidad de Harvard, asistió a cursos de perfeccionamiento en Boston, Estados Unidos. Además estudió en Alemania y Francia.

0 comments on “Lacalle con un gran paraguas para resguardar la unidad del Mercosur

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s