Justicia Política

Choque de poderes

La Corte tendrá las posiciones de las partes para que tres jueces federales sigan en sus actuales funciones o retornen a las antiguas. El Gobierno no concede.

Una lectura fina del brete en que se halla el Gobierno – los argentinos, en rigor, con una cifra de pobreza superior al 40 por ciento -, habilitó a Alberto Fernández, el equilibrista en la cuerda floja, a tratar de ir cerrando frentes de batalla: “No es posible – estimó -, pelearse con todos, al mismo tiempo”. El Presidente no resigna, empero (consideró en la intimidad que estaría aceptando un “atropello vergonzoso”), que los camaristas Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y el juez federal Germán Castelli (favorecidos con el per saltum por 5 votos a 0 de la Corte), permanezcan en sus actuales puestos, tras ser nombrados “a dedo” por Mauricio Macri en 2018. Pretende que regresen, al cabo de las generosas licencias de las que gozan, a sus antiguos cargos, con el sustento del Consejo de la Magistratura, el Senado de la Nación y su propio aval publicado en el Boletín Oficial.

Para que el propósito de Alberto prospere (con el apoyo unitario de las diferentes ramas del Frente de Todos, donde predomina el cristinismo), “la última palabra” sobre el fondo de la cuestión la tiene la Corte. Podrían no coincidir esta vez – lo aceptan los sectores duros de la oposición-, el presidente del tribunal, Carlos Rosenkrantz, con el resto de los miembros del cuerpo que integran también Ricardo Lorenzetti, Horacio Rosatti, Elena Highton y Juan Maqueda.

¿Bruglia, Bertuzzi y Castelli, vinculados con “la causa de los cuadernos”, o de “las fotocopias”, como la define la vicepresidenta involucrada Cristina Kirchner, continuarán en sus actuales funciones o retornarán a las antiguas?

Según el acreditado periodista judicial Hernán Capiello, en trámite super veloz, la Corte tendrá sobre su mesa de trabajo virtual la demanda de los jueces, los argumentos del Estado (expuestos por Alberto Lugones) y la visión del Procurador (Eduardo Casal) y estará en condiciones de dictar una sentencia.

Alberto Fernández volverá a mostrarse conciliador, pero también se despeinará

“Entre los camaristas – aseveró –, priman el desconcierto y la desconfianza. Saben que no se aseguraron todavía la continuidad en los cargos y que todo puede darse vuelta en contra de ellos”.

Román Lejtman escribió que Alberto “ya decidió” que hará si la Corte falla en contra de su decisión política de anular los traslados del trío. “Es un secreto de Estado que en Gobierno pocos conocen”, se hizo el misterioso.

Con una ilustración de Mafalda gritando “BASTA”, Horacio Verbitzky, advirtió que los poderes políticos no deben seguir tolerando “los abusos de esta justicia clasista”.

Así como aceptó que las últimas medidas económicas anunciadas por el ministro Martín Guzmán, fueron de “emergencia, probablemente inevitables y las menos peores para capear una coyuntura muy adversa”, el conflicto de poderes con la Corte debe tener una salida con la balanza inclinada a favor del Gobierno.

“Adentro o afuera, la casa o la calle, that is the question (sic), más temprano que tarde – advirtió -. habrá que responder, para que un puñado de burócratas no atropellen la voluntad popular”.

Periodista. Trabajó en Crónica, NA, DyN, Clarín, Televisión Pública, Canal 13, La Nación y en el diario Río Negro. Becado por la Universidad de Harvard, asistió a cursos de perfeccionamiento en Boston, Estados Unidos. Además estudió en Alemania y Francia.

0 comments on “Choque de poderes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s