Literatura Sociedad

La lección de Piglia sobre escritores de derecha e izquierda

"Ayer vino un peruano a verme que debe trabajar en una inmobiliaria, porque quería que yo me mudara", le dijo a un tercero Borges, sobre una entrevista que le hizo Vargas Llosa. Lecciones inolvidables para argentinos sin rumbo.

Sus artículos son furiosamente opositores (no es exagerado calificarlos de “gorilas”) y representan cabalmente de qué lado está en “la grieta” de la que parece imposible escapar, a pesar de las prédicas del papa Francisco, líder espiritual, denostado por una franja de “la derecha grosera” argentina. Pero Humanidad reconoce sus dotes literarias y por eso rescata el notable comienzo de la nota que escribió hoy el periodista Jorge Fernández Díaz, en La Nación.

Dice el “odiador” Fernández Díaz: “(Ricardo) Piglia (ya fallecido) les recuerda a sus alumnos, a quienes supone de una izquierda unánime, que (Jorge Luis) Borges resulta un gran problema para todos ellos, puesto que no encaja en el arquetipo de la “derecha aristocrática”: es un hombre sobrio y austero (sic). Cuando (Mario) Vargas Llosa lo visita en su departamento de tres ambientes se asombra por esas paredes descascaradas y por esas goteras. “¿Cómo puede ser que usted viva en este departamento?”, le pregunta al promediar la entrevista. Borges se levanta de inmediato: “Bueno, que le vaya muy bien -le dice a Vargas-. Los caballeros argentinos no hacemos alarde”. Al día siguiente, Borges le comenta a un tercero: “Ayer vino un peruano que debe trabajar en una inmobiliaria, porque quería que yo me mudara”.

“Para Piglia – continúa -, otro gran “problema” es (Domingo Faustino) Sarmiento, a quien considera el mejor escritor argentino de todos los tiempos; según el ilustre conferencista, el autor de Facundo también era de “derecha”, pero extrañamente tampoco provenía de la oligarquía vacuna, como sí lo hacían (Juan Manuel de) Rosas y otros estancieros federales idolatrados por el populismo izquierdoso. En su clase magistral, Piglia defiende a Sarmiento y a Borges más allá de sus ideologías y les advierte a sus estudiantes que no se pueden rechazar los buenos libros porque no les gusten sus ideas políticas“Nos quedaría poca literatura para leer”.

“Y a continuación – sigue en ese introito para debatir -, explica que la “izquierda” tiene en esos círculos culturales un peso mucho más grande que en la realidad abierta. Cuesta mucho ser un escritor de “derecha” en la Argentina, apunta, aunque enseguida relativiza una parte de ese izquierdismo de cenáculo y lo contextualiza irónicamente en una cierta cultura progresista imperante, cuyo modelo sería Mafalda: “Una chica que está contra la guerra, a favor de la paz y que no quiere tomar la sopa”.

“La intervención de Piglia – concluye -, que es controvertida pero brillante, resulta además reveladora por lo que calla: el proyecto educativo de Sarmiento ha sido más progresista y revolucionario que ninguna otra medida a lo largo de toda la historia (como alguna vez aceptó el propio Alberto Fernández, que tiene una estatuilla en su despacho de la Casa Rosada), y Borges militó con gran convicción contra (Adolf) Hitler y (Benito) Mussolini, cuando el mundo se jugaba realmente a suerte y verdad, y los nacionalistas “populares” y otros pajarracos vernáculos de la “emancipación” estaban a favor del Eje o al menos se negaban a molestarlo mientras el monstruo perpetraba sus atrocidades”.

0 comments on “La lección de Piglia sobre escritores de derecha e izquierda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s