Argentina Sociedad

“Anda a cantarle a Gardel”

Piro relató, en el Día Nacional del Tango, como brotó ese dicho tan popular después de 1937 en el cementerio de la Chacarita donde se erigió el mausoleo al genial y carismático artista.

Según el periodista Carlos Piro, la frase “anda a cantarle a Gardel”, un clásico lunfardo de los porteños, surgió del homenaje que sus fanáticos (en forma multitudinaria al comienzo y menguada con el paso del tiempo), le hacían frente su mausoleo, a partir de 1937, en el Cementerio de la Chacarita, los 24 de junio de cada año, aniversario de su muerte en un accidente de avión en Medellín, Colombia, dos años antes.

Por radio Perfil, tras señalar que el lenguaje nacional es rico y variado en insultos, trajo a cuento el dicho porque ayer, 11 de diciembre. se celebró el Día Nacional del Tango en homenaje a los nacimientos de Gardel (1990) y Julio De Caro (1899).

“Anda a cantarle a Gardel”, por antonomasia, es sinónimo de querer sacarse alguien de encima. Pero también de éxito, cuando luego de concretado un proyecto con mucho esfuerzo, se expresa: “¡Ahora, anda a cantarle a Magoya!”.

Piro adhirió como no podía ser de otra manera al gran talento del “morocho del abasto” que cada día que pasa canta mejor. Trajo a cuento lo usual que era en esos encuentros de “vivos” desbordantes en la Chacarita, que muchos de sus fanáticos y malos imitadores, entonaran algunas canciones, lejos del eximio arte del “zorzal criollo”. De allí brotó ese popular enunciado para sacarse indeseables de encima.

0 comments on ““Anda a cantarle a Gardel”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s