Sociedad

La ceremonia del café

Además del ritual del mate, qué sería de los argentinos sin el "cafecito", esa aromática excusa que invita a la complicidad para solucionar problemas irresolubles.

Frente a una taza con café se piensa. Pero también se discute, se recuerda o se argumenta. Frente a la taza con café se reflexiona, se sueña, se imagina, se escribe, se conversa, se enamora, se seduce, se rompe, se reconcilia, se halaga, se sugiere, se invita…

… y el café, el misterioso café escucha, profetiza, atestigua, aconseja, da fe, observa, asiente, se ruboriza… Hoy el cielo huele a café recién molido.

Texto acercado por Gaby Alonso Varela. Foto de Mario Paganetti, de una reliquia porteña, el bar 155, del barrio de Mataderos.

0 comments on “La ceremonia del café

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s