Cultura Sociedad

Palo Pandolfo, tatuó la cultura popular de los últimos 35 años

"Los que nos asomamos a la vida entre el fin de dictadura y el comienzo de la democracia - escribió Mariano del Mazo -, estamos estupefactos. Murió Palo Pandolfo, uno de los nuestros".

Como Spinetta, Palo Pandolfo sabía de su condición de “artista de culto”, categoría obtusa como pocas. Es cierto: lo de él no fue la venta de entradas, los buenos modales, el marketing. Lo de Palo fue la trascendencia. Ni más ni menos que tatuar la cultura popular de los últimos 35 años.

La marca fue rítmica, poética. Un modo. Palo legó dolor, densidad, verdad, angustia, misticismo, catarsis, Buenos Aires. La Cara B de todo.

Un ejemplo: al amparo del fuego de discos como Salud universal y Espiritango, crecieron artistas que se sintieron habilitados para indagar desde el rock otras formas musicales. Son todos hijos de Palo: de Pequeña Orquesta Reincidentes a Acorazado Potemkin, de Estelares a Falsos Profetas, de la Orquesta Fernández Fierro a 34 Puñaladas, del Cardenal Domínguez a Alfredo Piro y Cucuza Castiello.

Extracto de la nota de Mariano del Mazo que puede leerse completa en el link: https://laagenda.buenosaires.gob.ar/post/657511872206192640/obituario-siempre-cercano?fbclid=IwAR06FLvO2RUed86OT__C6eU-Mx01WUC47fuwHquIcFfbzM6H-J5M2s4f-50

0 comments on “Palo Pandolfo, tatuó la cultura popular de los últimos 35 años

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s