Argentina Política

Por qué se debilitan consistentemente las dos columnas del sistema político argentino

Casella no sólo habló de la crisis de 2001. Señaló que la debilidad del Frente de Todos y de Juntos por el Cambio se debe a que los dirigentes están más en la disputa de espacios de poder que en resolver los problemas de la gente.

No por nada, el radical Juan Manuel Casella era uno de los dirigentes más consultados por los analistas políticos (algunos aún en vigencia) desde el retorno a la democracia, el 10 de diciembre de 1983, cuando asumió como Presidente Raúl Alfonsín.

De allí que las conclusiones políticas acerca de lo que sucede en la Argentina caótica de hoy – facilitadas por el colega Rubén Chorny -, sirven para entender – o tratar de hacerlo -, por qué no se puede salir del atolladero, por qué nos hundimos cada día un poco más.

¿Qué dijo «Cachi» de rescatable – sin descubrir la pólvora -, para compartir con los lectores de Humanidad.

-Está demostrada la existencia de una pérdida de credibilidad en el sistema político argentino. Rescató solo como «excepcional» a Alfonsín…»

-Parafraseó a Ricardo Balbín (el del abrazo histórico con Juan Domingo Perón): «lo que sirve para ganar, a veces no sirve para gobernar». Pruebas al toque; «La señora Cristina Kirchner armó la fórmula con Alberto Fernández y le dio resultado…pero la contradicción entre Presidente y Vice es una realidad objetiva que afecta a la sociedad en función de gobierno».

-Advirtió: «En la actual crisis el que gobierna es el peronismo y el radicalismo, que integra la coalición opositora, gana una elección de medio término. Pero, ahora ambos le dicen a la sociedad que privilegian disputar espacios de poder antes que arreglar los problemas de la gente. Esto requiere dirigentes que tengan una visión, un ojo puesto en el horizonte y en un puntito: para ahí voy…no dirigentes que lo único que piensan es cómo ganar la próxima elección».

-Al exponer acerca del deteriorado contexto global, prefirió detenerse en la caída de la economía argentina, la distribución del ingreso, la educación, el mal funcionamiento del Estado y de la Cámara de Diputados…»Lea los juramentos: el otro día juró uno por (Diego) Maradona. Un tipo que llega con ese criterio, no se da cuenta de dónde está…»

-Sobre el presidente Alberto Fernández, consideró que «no está a la altura de la responsabilidad que asumió». En su criterio, «es un hombre que no tiene jerarquía para el cargo. No lo estoy despreciando. A lo mejor la tiene para veinte mil cosas, pero no tiene jerarquía para el cargo». Acotó que por estas horas está tratando de asumir el Gobierno: «¿vamos a ver cuánto le durar?»

Hay que «cuidar» a Manes de las peleas internas

-Sobre Cristina, dijo que tuvo «la astucia» (expresión que también utilizó para definir a su correligionario Gerardo Morales, el gobernador de Jujuy al que le asignó además «mucha fuerza y una gran capacidad») de «haber armado un combo para ganar…es una mujer que piensa en su propio destino, el destino de su familia y nada más. No piensa la forma en el destino del país. Porque la forma en que perjudica al gobierno es ostensible».

-Tampoco fue contemplativo con la coalición opositora: «Entre 2015 y 2019 gobernó el PRO, los radicales pasaron por la vereda…lo dije luego de la Convención de Gualeguaychú: me sentía como el personaje de Discépolo: con la ñata contra el vidrio. Los radicales estábamos así, veíamos el café de afuera, no podíamos entrar».

-Sobre las elecciones legislativas en las que Juntos por el Cambio triunfó opinó: «Ganar como opositores implica administrar los dos años de acá al 2023 para volver a ganar en las presidenciales. Y esto que están haciendo los muchachos es un error total, porque da la sensación de que se pelean por carguitos y que pierden de vista el objetivo de ganar«.

-Descartó comparar lo que sucede hoy con lo ocurrido 20 años atrás: «No es lo mismo, en el 2001 el problema era que el peronismo estaba en la oposición. Ahora hay una contención implícita que es el peronismo gobernando. La alianza gobernante no estalla en el 2001 porque el radicalismo haya echado a nadie, sino porque Chacho Alvarez se fue«.

-Respetuoso de Morales y el gobernador de Corrientes, Gustavo Valdez, señaló como lógico que compitan por el poder, pero les aconsejó que «tienen que saber para qué lo quieren».

-Sostuvo que en el presente el radicalismo está en condiciones de competir por el poder político con sus aliados. «Hay que hacerlo, pero si nos peleamos entre nosotros, perdemos fuerza…», alertó en referencia al pleito público entre Morales y Martín Lousteau.

-Pidió «cuidar», especialmente, al recientemente incorporado neurocirujano Facundo Manes.

-Y, a pesar de las interpretaciones periodísticas, indicó que «las dos columnas» son el Frente de Todos y Juntos por el Cambio, que juntaron el 75 % de los votos. «El problema – no dejó de apuntar -, es que esas columnas se están debilitando consistentemente. El FdT perdió 5 millones de votos del 19 al 21. El peronismo hoy tiene vigencia real y dominio territorial en el Gran Buenos Aires y en el noroeste del país. En el medio del país, nada o poco. Y en el sur, perdió hasta Santa Cruz».

-Acerca de JxC, subrayó que «de los 5 millones no se llevó nada. No creció. Sacó el 42 % y volvió a sacarlos…esto abre el espacio para la aparición de (Javier) Milei, que es un antisistema, lo cual contribuye a debilitar la democracia argentina».

Como dato anecdótico, Casella contó que siendo embajador en Uruguay, el presidente Jorge Battle, quien estaba en la otra punta de la mesa en una reunión multitudinaria, lo llamó: «Vení que quiero hablar con vos. Me llevó a una oficinita que es donde tenía su despacho y me dice: Mirá, hoy acaba de renunciar, Chacho Alvarez. Decíle a ese pelotudo que a los cargos de elección popular no se renuncia. Y decíle que si cree que se va a hacer popular por esto está totalmente equivocado. Va a desaparecer de la política argentina. Y efectivamente, desapareció».

Periodista. Trabajó en Crónica, NA, DyN, Clarín, Televisión Pública, Canal 13, La Nación y en el diario Río Negro. Becado por la Universidad de Harvard, asistió a cursos de perfeccionamiento en Boston, Estados Unidos. Además estudió en Alemania y Francia.

0 comments on “Por qué se debilitan consistentemente las dos columnas del sistema político argentino

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s