Argentina Política

«El 2001 no pasó por un Golpe de Estado, estalló la Convertibilidad», según Casella

Protagonista directo de los sucesos que desembocaron en el trágico final de la Alianza, Casella contó detalles íntimos y afirmó que a De la Rúa "le explotó" la Convertibilidad de Cavallo "en las manos".

A los 80 años, trabajando como abogado, Juan Manuel Casella (el dirigente radical que acompañó a Eduardo Ángeloz en la fórmula presidencial de las elecciones de 1989 que luego ganaron Carlos Menem-Eduardo Duhalde), reveló que en los momentos álgidos que se vivieron entre el 19 y 20 de diciembre de 2001, advirtió personalmente a Fernando De la Rúa; «El peronismo ha decidido tomar el poder. (Ramón) Puerta – le dijo -, es titular provisional del Senado«. Como toda reacción, contó, el mandatario «perdió la vista en el vacío» y comentó: «Es verdad, pero yo no creo que sea ese el propósito».

En una entrevista con Rubén Chorny, de U-24, Casella reveló que estuvo los 15 días previos junto a De la Rúa, antes que tuviera que abandonar el poder en helicóptero. Abundó en detalles sobre la Convertibilidad (el 1 a 1 para «ganar las elecciones», anticipó) y afirmó que el Fondo Monetario Internacional (FMI) fue el que condenó al malherido gobierno de la Alianza a sufrir el «estallido» al negarse a darle un nuevo préstamo.

 Entrando en detalles (el link con la nota completa: https://urgente24.com/foco/la-convertibilidad-murio-la-rua-aislado-y-enfermo-n531057), indicó que el ministro José Luis Machinea «estaba convencido que era posible sostener la Convertibilidad…pero no obtuvo el resultado necesario. Renuncia – agregó – y nombran a Ricardo López Murphy», quien «anuncia un programa de ajuste y a los 15 días tiene que irse porque la sociedad lo rechazó absolutamente».

Entonces señaló: «El Presidente de la República queda desguarnecido y sin posibilidad de hacerlo seguir. De modo que lo convoca a (Domingo) Cavallo. Pero Cavallo no sale de la Convertibilidad. Hace un viaje a Alemania donde vuelve con la sensación de que no tiene espacio para salir, y a De la Rúa le explota la Convertibilidad en las manos».

Reconoció que «la ruptura» provocada por el entonces vice Carlos «Chacho» Álvarez «agravó la situación, pero que en realidad fue «una maniobra que poco tuvo que ver con el estallido…pensó que renunciando iba a provocar un efecto cascada, tras el cual se iba a volver muy popular».

LEER MÁS:

«Su alejamiento – concluyó, no obstante -, debilitó políticamente al Presidente. Lo dejó solo. Eliminó el sustento político que era la Alianza, que quedó rota. A tal punto, que toda la plana mayor del Frente Grande terminó pasándose al kirchnerismo«.

Casella tiene juicio formado sobre el comportamiento de la UCR: «El partido, en términos emocionales, nunca se comprometió demasiado. Nunca lo vio a De la Rúa como a Alfonsín. Con Alfonsín, el partido tuvo una identificación espiritual muy fuerte; con De la Rúa, lo aceptaban, incluso algunos lo admiraban, pero nunca tuvieron esa impronta de defensa que tenían con Alfonsín».

» De la Rúa – lo definió -, era un hombre muy inteligente, que se había preparado para ser Presidente de República, pero tuvo un problema de salud que lo llevó a tener lentitud falta de decisión ejecutiva. Tenía problemas en la toma de decisiones. Me consta porque esa limitación era notoria cuando hablaba con él«.

También aceptó que Alfonsín «era distante de De la Rúa Presidente». Redundó: «Fue distante de la salida. Hay muchos correligionarios míos que dicen que se ‘empatotó con Duhalde para echarlo».

Cuando se le hizo notar que eso también lo dijo Duhalde, «Cachi» Casella contestó categórico: «No, no dijo que era para echar De la Rúa. Lo que buscaron era sostener el sistema. En la caída, De la Rúa podía arrastrar el sistema completo. Y, en realidad, lo consiguieron. Se produjo la gran crisis del 2001 sin que hubiera afección sistémica, sin que la democracia se cayera».

¿Alfonsín pudo haber hecho más para evitar lo acontecido?, se le interrogó. «El peronismo – expuso – es un conjunto político cuyo objetivo central es el poder. Lo que lo mantiene unido es que todos buscan el poder. Después, cuando lo consiguen pueden estallar, como ya lo hicieron. Pero el peronismo adoptó una actitud de desapego frente al compromiso que tenía en el país y, además, decidió que el presidente provisional del Senado fuera Ramón Puerta, hecho inédito en la política argentina, porque siempre el presidente provisional del Senado fue del mismo partido que gobernaba, por ser el sucesor en el día que no estuviera el Presidente«.

«El radicalismo no tuvo la suficiente fuerza como para sostener al Gobierno…se quedó paralizado, no encontraba la salida», sentenció Casella, sin dejar de recordar que la presencia de Cavallo como ministro de Economía «fue una patada en los h…»

-¿Cuán cierto es lo que Cavallo decía, y ratificó ahora, de que hubo un golpe de Estado, como también denunció De la Rúa?

-Hubo gente que intentó aprovecharse de esta situación. Seguramente el aparato peronista, en general, incitó a la movilización. No tengo dudas de que el 19 y 20 de diciembre en plaza de Mayo fueron promovidos por sectores del peronismo de Buenos Aires, básicamente. Pero, más allá de que hubiera actores que intentaron beneficiarse con la crisis y aún profundizarla, la cuestión no pasa por si hubo o no golpe de Estado, sino por el estallido de la Convertibilidad«

0 comments on “«El 2001 no pasó por un Golpe de Estado, estalló la Convertibilidad», según Casella

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s