Opinión Política

El virus autoritario

Caride vuela sobre la política nacional: despotrica contra el acto "demagógico" de Milei, revela que en el Instituto Patria ya consideran "vende humo" al ministro Guzmán y disecciona la pelea entre la UCR y PRO en JxC.

Por Horacio Caride (EP)

Una curiosidad dice mucho dónde estamos: Javier Milei anunció el sorteo de su dieta como diputado y en un par de horas convocó masivamente a desesperados y oportunistas. De esto último sabe muy bien el libertario, que instrumentó un acto demagógico al mejor estilo populista. Se anotaron mas de 750 mil personas. ¿Alguien puede suponer que la política – la casta, para él -, será mejor a partir de este tipo de gestos?

Si quería hacer un salto de calidad, la hubiese ser donado directamente a una entidad con sin fines de lucro o al Garrahan, el hospital de niños sinónimo de orgullo y sacrificio en medio de tanta decadencia.

Mientras este debate superficial superficial acontece, el oficialismo sigue profundizando las dudas de una cierre satisfactorio con la reestructuración de la deuda externa abierta con el FMI. La convocatoria de (Martín) Guzmán y Alberto (Fernández) fue una pantomima repleta de lugares comunes. El mejor homenaje a Adolfo Rodríguez Saá, y a la semana que le apagaron la luz en Chapadmalal, en el caótico diciembre de 2001.

Hay bronca acumulada con Guzmán en el Instituto Patria. Lo están observando como un vende humo. Los sectores duros piensan que a esta altura es preferible la ruptura con el Fondo que un acuerdo costoso en lo social.

«Si hay que apechugar (ante el FMI) que sea con banderas en alto»

“Si hay que apechugar mejor que sea con las banderas en alto”, se sostiene en reuniones de tono conspirativo. Sectores afines a Cristina expresan en las redes su fastidio e impaciencia por ver una parálisis en el gobierno,

La suba exponencial de casos con la cepa dominante Ómicron amenaza con otro parate de la actividad productiva que venia mostrando algunos signos de recuperación  El dilema sobre la economía por encima de la salud quedó viejo en esta instancia: el bicho no mata como antes pero es más efectivo que un bloque de (Hugo) Moyano a la hora de sacar gente de sus oficinas o plantas industriales, por sospecha de COVID-19.

Juntos atraviesa una interna explosiva. Todos los días deben hacer esfuerzos importantes para seguir alineados sectores del PRO con el radicalismo. El partido comandado por el jujeño Gerardo Morales, va recuperando presencia y olfato de poder.

En algunos aspectos, parte de la oposición se peronizó. Usos abusivos que saltan en las internas de espías en la AFI, posturas ridiculizadas frente a un Gobierno débil y tentaciones de acelerar tiempos institucionales. Aunque se limen vestiduras para ser diferentes , el virus autoritario está carcomiendo la República, con una lotería llamada futuro. A cruzar los dedos.

0 comments on “El virus autoritario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s