Argentina Política

Sin lugar para los tibios

A los tibios los vomita Dios. La frase bíblica, que repetía el ex presidente Carlos Menem,  en su largo gobierno de tinte neoliberal, sigue calzando en la Argentina de hoy. Por supuesto,  hay apaciguadores que [...]

A los tibios los vomita Dios. La frase bíblica, que repetía el ex presidente Carlos Menem,  en su largo gobierno de tinte neoliberal, sigue calzando en la Argentina de hoy. Por supuesto,  hay apaciguadores que – quizá por la descomposición social y el enojo por la marcha de la economía -, no logran contrarrestar lo binario y cruel del enfrentamiento político.

Arnaldo Paganetti

Así como “Lilita” Carrió plantea un dilema ético y moral dentro de “Cambiemos” hegemonizado por el PRO, de Mauricio Macri, en el peronismo, el ex gobernador Felipe Solá, pretendiente a la Presidencia, se desembarazó con otros connotados dirigentes, del Frente Renovador de Sergio Massa, por excluir a la ex mandataria Cristina Fernández, de cualquier protagonismo futuro.

sola
Solá en el momento de la separación

No se puede – en realidad se puede, pero no sirve para nada -, tapar el sol con la mano. Está vivo el kirchnerismo liderado por Cristina, con presencia militante y electoral en las franjas cerriles más empobrecidas. Mientras, persiste la vocación del macrismo de provocar “ajustes”, palabra pronunciada cerca de una veintena de veces por el ministro de la Producción, Dante Sica, en una reciente charla ante obreros metalúrgicos, a los que supo asesorar en el pasado.

Un arco del Justicialismo, con los gobernadores Juan Manuel Urtubey y Juan Schiaretti, a la cabeza, parece decidido a “proscribir” a Cristina. El término lo utilizo Solá para amonestar a su ex jefe Massa, quien aconsejado por Miguel Pichetto, no se anima al reto que le hizo el ex jefe de gabinete Alberto Fernández, de competir en una gran interna abierta con la viuda de Néstor Kirchner.

La sumatoria que propuso Solá, acompañado entre otros diputados, por Facundo Moyano, Daniel Arroyo, Leonardo Grosso y Victoria Donda, y movimientos sociales que cuentan con el guiño del papa Francisco, persigue una unidad opositora potente para “enfrentar y ganar al gobierno poderoso que enfrentamos”.

Cristina y Macri son dos caras de una misma moneda, cada una de ellas letal para la otra. El presupuesto para el año próximo, el retraso salarial y en las jubilaciones, la suba de precios por la pérdida del valor de peso, las facilidades que se le brindan a los grandes exportadores y el aumento indiscriminado de las importaciones, va delineando modelos.

La fragmentación peronista favorece objetivamente al macrismo. Eso se patentizó en los reproches cruzados entre Daniel Arroyo y Graciela Camaño, quien si bien criticó “a estos señores prolijitos” de Macri que “nos llevan a la ruina”, no da aún el brazo a torcer con Cristina y explora igual que Massa, una vía con gobernadores peronistas y  el socialista de Santa Fe Miguel Lifchitz.

“Parecés más antikirchnerista que antimacrista”, le rezongó el siempre moderado diputado Arroyo, llamado por ella al orden por pedir en una misiva internacional que cese “la persecución judicial” contra Cristina.

Como suele decir Juan Grabois, cercano a Francisco, de excelente relación con Carolina Stanley y próximo a Cristina, los buenos y malos están en todos los sectores. Grabois, representa un ala dura, igual que Jorge Rachid, el médico que asiste “a la presa politíca” jujeña Milagro Sala y observa perplejo la cantidad de niños que mueren anualmente en el país. “¿Eso no es violencia?”, se le escuchó decir.

grabois
Grabois, un líder social del momento

En un amplio despacho, uno de los principales dirigentes de un gremio industrial vapuleado por la crisis, habló con Humanidad del momento actual rodeado de cuadros de Perón y Eva Perón, y uno de él saludando al papa Francisco en El Vaticano. Se ufanó del acto religioso-político del fin de semana pasado, frente a la Basílica de Luján. Atrás quedó su distanciamiento con Hugo Moyano de los camioneros: “mientras los peronistas nos reproducimos – señaló  – , los colaboracionistas se dividen“. Antes de recibir a este periodista, había acercado posiciones con Omar Plaini, de los combativos canillitas, quien también sumergió en el olvido sus diferencias con Cristina.

 


Leer más notas de Arnaldo: Reconciliada con Moyano, Cristina convoca a segundas y terceras líneas

Anuncios

Periodista. Trabajó en Crónica, NA, DyN, Clarín, Televisión Pública, Canal 13, La Nación y en el diario Río Negro. Becado por la Universidad de Harvard, asistió a cursos de perfeccionamiento en Boston, Estados Unidos. Además estudió en Alemania y Francia.

0 comments on “Sin lugar para los tibios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s