Argentina Sociedad

El espejo de los ex combatientes de Malvinas

Hoy se cumplen 37 años del comienzo de la guerra de Malvinas. Una causa nacional, según quien esto escribe, que fue aprovechada por [...]

Hoy se cumplen 37 años del comienzo de la guerra de Malvinas. Una causa nacional, según quien esto escribe, que fue aprovechada por una dictadura que buscaba en estampida y urgentemente escapar hacia adelante.

Como el prócer Raúl Alfonsín (con sus aciertos y errores, humano, al fín), estuve en contra de esa aventura bélica, Siempre consideré, que es necesario primero, la unidad interna y un convencimiento muy fuerte, antes que enfrentar a los de afuera poderosos (que, dicho sea de paso, también tienen seguidores adentro).

Pero el conflicto, manejado por manos inexpertas y maquiavélicas en el combate leal (todo era “sucio” hasta entonces, aunque las armas siempre provocan estiércol y sangre), movilizaron pasiones genuinas y entregas abnegadas de miles de jóvenes que fueron al combate sin preparación e imbuidos de arraigadas enseñanzas escolares.

No me voy a extender en consideraciones propias. Una comunicación fortuita con un ex gobernador de una provincia patagónica, dio pie para que Humanidad le pidiera una reflexión.

Y esto contó el afable Jorge Sapag, que mama la argentinidad desde que sus familiares llegaron de El Líbano, a la hoy próspera provincia de Neuquén, donde por esos avatares del destino, hice la “colimba”, esto es, corrí, limpié y barrí (y me instruí, como pude), lejos de mi céntrico barrio porteño.

Solícito, a través de un mensaje, Sapag nos contó que acababa de saludar a un ex combatiente de Malvinas, anónimo para todos nosotros e injustamente relegado. Lo hizo “con afecto y admiración”.

Ellos fueron capaces – me transmitió – de dar y ofrecer todo para defender la causa de Malvinas. Con nobleza, con valentía y con grandeza”.

El hecho pasó en un tiempo que no podemos entender

“Hoy todo nuestro territorio argentino y el conjunto de la sociedad argentina, espera de nosotros esa misma nobleza, valentía y, grandeza, para ponernos todos de pie, con la Celeste y Blanca en el corazón”, añadió con inocultable emoción.

Sapag puntualizó que eso es necesario “para construir el país y la sociedad de dignidad y de progreso que seguramente todos deseamos, pero que hace generaciones no concretamos”.

El ejemplo de los ex combatientes de Malvinas – apuntó – debe ser el espejo donde debemos mirarnos, para encontrar el camino: Nobleza, Valentía y Grandeza”-

Periodista. Trabajó en Crónica, NA, DyN, Clarín, Televisión Pública, Canal 13, La Nación y en el diario Río Negro. Becado por la Universidad de Harvard, asistió a cursos de perfeccionamiento en Boston, Estados Unidos. Además estudió en Alemania y Francia.

0 comments on “El espejo de los ex combatientes de Malvinas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s