Argentina Política

Macri respondió con el peronista Pichetto, para polarizar con F-FK

Las ofertas electorales profundizan la grieta. El presidente irá por la reeleción con un hombre sin votos, pero valioso en el engranaje del PJ anti K.

El café se enfrió y sus protagonistas ni siquiera se sentaron a la mesa. Lo que calentó el ambiente, a 24 horas del cierre de las alianzas, fue la irrupción del senador peronista Miguel Pichetto, como vice de Mauricio Macri, para enfrentar en las próximas elecciones presidenciales, a Alberto Fernández y Cristina Kirchner.

Ver para creer. Se ratifica la polarización puntualizada por Humanidad. El gobierno, de traspié en traspié económico y con una pobreza que no cede, se decidió a abrir las puertas de su alicaída coalición (solicitada por la última Convención de la UCR y avalada en forma explícita por “Lilita” Carrió), para plantear una pelea entre “democracia y republicanismo” contra “populismo autoritario”.

Pedaleando en el aire, en una calle angosta, se quedó el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, quien hoy terminaría de cerrar un acuerdo con Alberto Fernández, luego de los cortocircuitos que tuvieron al aire en C5N el domingo pasado y que Humanidad registró en una de sus últimas notas.

¿Cambio Federal en lugar de Alternativa Federal?

Sorprendió Macri, a instancias de Ernesto Sánz. Luego de ir constatando las muestras de alineamiento de Pichetto, reflejadas en notas de La Nación del domingo pasado y en una entrevista televisiva con Carlos Pagni, apostó a ampliar Cambiemos (próximo a modificar su denominación).

Se inclinó por un hombre clave en el Congreso, distanciado de Cristina (pese a que sostiene la doctrina de preservar sus fueros), que lo reconoció como su nuevo “líder” y juró hacer honor a su labor como vicepresidente, si accediese al cargo.

Macri tenía en muy mala consideración a Pichetto en el 2015 y al principio del mandato. Pero después empezó a resaltar sus dotes de estadista, negociador, embajador informal ante Wall Streett, garante de la gobernabilidad y respetado por sus pares en el Senado y mandatarios del PJ, que incluso en el presente cinchan para F-FK.

Cornejo, de la UCR, le dio la bienvenida a Pichetto

Es que la necesidad tiene cara de hereje, por más insólita que se presente. Cristina primereó y designó al candidato a Presidente (según Pichetto, ella controlará el poder real desde el Parlamento), y Macri terminó ungiéndo al senador.

Pichetto es un verticalista confeso. Siempre se disciplinó hacia afuera cuando le tocó reconocer sucesivamente las jefaturas de Carlos Menem, Eduardo Duhalde, Néstor Kirchner y Cristina Fernández.

Igual que fue decisivo en el desarrollo parlamentario durante las administraciones peronistas, en el macrismo facilitó sanciones de leyes clave, entre ellas la previsional tan cuestionada.

Puertas adentro, Pichetto no esconde críticas. En la época kirchnerista, reprobaba el comportamiento “garantista” del cortesano Eugenio Zaffaroni, pero consideraba “buen juez y persona” a Norberto Oyarbide.

Ahora, distanciado de Cristina y fracasada la experiencia en Alternativa Federal, resolvió, para “ser útil al peronismo“, sumarse al proyecto de Macri “hasta 2023”, pues se siente cómodo yendo “para adelante y no volviendo para atrás con sectores de izquierda que fracasaron en los 70”.

Pichetto alienta la integración con Estados Unidos, el desarrollo minero como se practica en Chile y Canadá, pretende una política inmigratoria más severa y una lucha frontal contra la delincuencia y el narcotráfico. Repudia los modelos de Venezuela, Cuba y Nicaragua, y aplaude los de Brasil y Colombia, cuyos presidentes acaban de visitar la Argentina. Jair Bolsonaro e Iván Duque, algo inusual como visitantes extranjeros, no ocultaron sus simpatías por Macri y rechazo por el kirchnerismo.

Aunque también parezca surrealista, los radicales estructurados festejaron. Alfredo Cornejo, gobernador de Mendoza, se postulará como primer candidato a diputado nacional. Espera, como premio, comandar la cámara baja, sitial que ocupa hoy Emilio Monzó, otro de los promotores del ascenso de Pichetto.

Las ofertas electorales profundizan la grieta. El Presidente irá a la reelección con un hombre valioso en el engranaje del PJ.
Lilita: “Pichetto no es golpista”

Macri, Marcos Peña y Jaime Durán Barba dejaron de resistir la variante Pichetto. Es manifiesta la intención de dividir a la oposición UC-PJ y captar entre otros al salteño Juan Manuel Urtubey y al cordobés Juan Schiaretti, notorios antikirchneristas.

¿La grieta? Más abierta que nunca. ¿Lilita Carrió? Contenta: “Pichetto no es golpista”, sorprendió.

Por supuesto, habrá que superar obstáculos y contradicciones internas en ambos bandos. No habría que espantarse si se constatan cruces de uno al otro lado del río.

Pichetto mismo está a favor de los pañuelos verdes, es tajante sobre la separación de Iglesia y Estado y a pesar de su tirria contra Cristina (no lo pudieron convencer de una reconciliación ni Alberto ni la senadora rionegrina Silvina García Larraburu), es la barrera para que no sea llevada a la cárcel por el juez Claudio Bonadío. Los PRO puros podrán indignarse que no les llevarán el apunte.

Hasta el jefe de gabinete, Peña, defendió a Pichetto. “No se trata de lo nuevo o lo viejo, sino de un perfil democrático y republicano. Nos quiere ayudar. No le preguntamos de dónde viene, sino adónde quiere ir. Y no le pedimos que abandone sus ideas”, expuso.

Peña, sin inmutarse, insistió que Macri acepta la “diversidad” y rechaza el “pensamiento único“. De paso,dio por cerrado el tema de las colectoras en la provincia de Buenos Aires. Se mantendrá vigente el decreto del PEN y Massa, tendrá poco espacio donde encontrar cobijo, algo por lo que brindan en la Rosada.

Claro, la gente deberá votar y no se guiará por las “roscas” o lo que digan periodistas y analistas políticos.

Periodista. Trabajó en Crónica, NA, DyN, Clarín, Televisión Pública, Canal 13, La Nación y en el diario Río Negro. Becado por la Universidad de Harvard, asistió a cursos de perfeccionamiento en Boston, Estados Unidos. Además estudió en Alemania y Francia.

0 comments on “Macri respondió con el peronista Pichetto, para polarizar con F-FK

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s