Argentina Política

Macri dará batalla en la provincia para cerrar la “dicotomía peronismo-antiperonismo”

Realista, el gobierno buscará ahora "una coalición de gobierno". Moverá piezas y promoverá a Michetti y Pinedo, como embajadores en el primer mundo.

Con el foco puesto en la provincia de Buenos Aires, que tiene el 38 por ciento del padrón nacional, y al elegir a Miguel Pichetto como vice, el presidente Mauricio Macri viró “realmente a una coalición de gobierno” que, en palabras del titular provisional del Senado, Federico Pinedo, pretende poner fin “a la decadencia argentina”, marcada por “la dicotomía peronismo-antiperonismo”.

Pinedo está por terminar sus mandato y algunas versiones lo dan como futuro embajador en Estados Unidos o Gran Bretaña. Humanidad pudo saber, además, en fuentes de la Cancillería que a raíz del “pichettazo”, la actual vicepresidente Gabriela Michetti, quien dejará el puesto y no podrá postularse como senadora por la Capital Federal (ya que ese lugar está reservado para el “golden boy” Martín Lousteau), también tendría un destino diplomático: ¿la representación nacional en París?

A escasos cuatro días del cierre de la confección de listas, todo lo que se diga acerca del resultado electoral, encima con los últimos gambitos que desorientan al encuestador más pintado, se presta al “macaneo“. Sin embargo, en la Rosada, admiten que la preocupación mayúscula está concentrada en la provincia, donde la estrella María Eugenia Vidal, la menos desgastada del PRO, competirá contra Axel Kicillof.

No fue casualidad, en consecuencia, que ejerciendo como sheriff del peronismo ortodoxo, Pichetto, haya calificado de “comunista y pro soviético” al ex ministro de Economía, e iniciado urgentes reuniones con Mariú Vidal.

Para Jorge Macri, Pichetto tiende puentes con el peronismo, pero el valiente es Mauricio

Anoche, el intendente de Vicente López, Jorge Macri, primo del Presidente, fue consultado sobre si la confluencia del peronismo kirchnerista más Sergio Massa y otros jefes comunales peronistas, no vencerían con cierta contundencia a Vidal-Daniel Salvador, dado que en el principal territorio del país se gana por un voto, sin necesidad de balotaje.

Jorge Macri respondió primero que “hoy María Eugenia está mucho mejor que en 2015”, y que los intendentes que la apoyan pasaron de 10 a 69. Cuando se le mencionó que fuerzas afines en otras provincias trataron de despegarse de Macri y su “brutal ajuste económico” (se citó los casos de Jujuy y Mendoza), el familiar del Presidente contestó que eso no será posible en la Buenos Aires.

“No se va a poder provincializar. Vidal y Macri son imágenes indivisibles. Hay un equipo detrás con pro y contra, con fortalezas y debilidades, y en algunos lugares no nos va también no por lo que hace Macri a nivel nacional, sino porque nuestros intendentes no son tan buenos y hay otros mejores”.

El futuro embajador Pinedo, por el fin del ciclo peronismo-antiperonismo

No se quedó en ese punto. Jorge Macri rubricó que la elección presidencial unificará dos bloques bien delineados, e insistió que es la primera vez que la gobernadora y Macri “trabajan sin hacerse fouls ni cometer trampas para arruinarse la vida y convertir en patos de la boda a los pobladores bonaerenses”.

Interrogado si Pichetto es portador del “peronómetro”, el intendente mencionó que “es tremendamente valioso porque nos permite acercarnos a sectores populares que nos miraban un poco de costado”. Avisó que funcionará como “un puente de vínculo”, con gente “que nos importa” y a la que “queremos darle más que agua potable y cloacas”.

Jorge Macri sin darse cuenta introdujo el libro best sellers de Cristina en la conversación. “El peronismo, hábilmente o sinceramente, reflejo a los más postergados en un principio, pero después, para mantenerse en el poder, empezó a tenerlos cautivos con la fotito y la estampita”.

Rescató la figura de Pichetto y su firmeza, pero puso en un plano superior a Macri: “El gesto de autoridad es del Presidente, que se plantó, escuchó, abrió y asumió con valentía la incorporación de un coequiper al que no conoce de toda la vida”.

“No se trata de más o menos testosterona, sino de un acto de maduración y de autoridad en el ejercicio del Ejecutivo. Macri se mostró sólido y con confianza. Acá no se trata de saber quién es el más guapo”, acotó.

Días pasados, Pinedo, en declaraciones radiales, reconoció que a “Macri lo chocó un camión en 2018” y que “Juntos para el Cambio”, demostrará que el Presidente “nunca fue antiperonista, sino todo lo contrario”.

0 comments on “Macri dará batalla en la provincia para cerrar la “dicotomía peronismo-antiperonismo”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s