Argentina Política

La oscuridad y el descrédito de la política en los últimos meses

Beatriz Sarlo hizo un irritante análisis de las elecciones. Denunció que los políticos se sienten planta permanente y no se quieren ir hasta que los echan.

La ensayista Beatriz Sarlo, describió como “algo oscuro y cínico”, lo que ocurrió en algunas elecciones provinciales (mencionó Tucumán) y en el cierre de listas para las presidenciales. “Más que una ampliación de la democracia” se convirtió en algo así como “un trabajo para la clase política, donde hay una planta permanente en la que nadie se retira hasta que lo echan. Y eso es muy irritante”, subrayó.

Al hablar en el programa “Terapia de Noticias”, que conduce Diego Sehinkman, aún aceptando las veces que erró en sus predicciones (la última al promover el acercamiento de Margarita Stolbizer con Sergio Massa, quien tiene “una gran facilidad de pasarse de una vidriera a otra”, reconoció recién ahora), Sarlo fue impiadosa con los que practican “el salto en garrocha” de un lado a otro, “sin elementos programáticos y ausencia de discursos”.

Discrepó con parte de los panelistas que insinuaron para la Argentina un destino similar al de Venezuela si es que llegase a ganar la fórmula Fernández-Fernández. Dijo que nuestro país pertenece a Occidente y más allá de la admiración que pudo haber despertado Hugo Chávez en Cristina Kirchner, durante sus ocho años de mandato, el país tuvo relaciones con Estados Unidos y España.

Stolbizer-Sarlo: ¿Dónde quedó el progresismo?

Puntualmente, le reprochó a Miguel Pichetto, candidato a vice de Mauricio Macri, no conocer de historia internacional. “Debería viajar y aprender – ironizó -, pues Venezuela le vende petróleo, que es lo único que tiene para vender, a Estados Unidos y no está aislada como Cuba”.

Aceptó Sarlo la existencia de la polarización, e hizo hincapié en “la soberbia estratégica” de Roberto Lavagna, que provocó según su criterio “el estallido del llamado peronismo republicano”, al negarse a participar de unas PASO democráticas. “Lavagna se sobrevalúa y termina acordando con la derecha peronista y un vice, Juan Manuel Urtubey, quien gobierna Salta, donde es obligatoria la educación católica”.

Sobre Macri, apuntó que impulso la ida a Davos en 2016 con Sergio Massa, al que luego terminó denostando como “ventajita”, y regresó sin “la lluvia de dólares” prometida.

Sobre el rol de Pichetto, sacó a relucir alguna perlas, aunque destacó la forma eficaz que se maneja en el Parlamento. Como algo negativo, que perjudicó al ultraliberal José Luis Espert, mencionó la captación del dirigente nacionalista de UNIR, Alberto Asseff, del que recordó como el dirigente que le hizo “la plataforma política” al coronel golpista Mohamed Alí Seineldín.

Sarlo, que es escritora, también estimó que Lavagna ya no está en condiciones de encarar una campaña “muy dura” y que “minó la confianza en el peronismo de centro” y en los radicales disidentes que lo querían acompañar, incluso con Martin Lousteau, quien terminó, después de bucear, aliado a Horacio Rodríguez Larreta ¿Qué habrá visto Guga debajo del agua? Habrá que comprar su libro a precio de regalo.

Con Alberto de candidato presidencial, Máximo impuso a primeras líneas de La Cámpora

Aceptó como un hecho la existencia de “una convincente fuerza de centro derecha, con un Macri verticalista y staliniano” y otra de centro izquierda, que tiene sus contradicciones, pero que en la confección las listas, estuvo la impronta de Máximo Kirchner y la nominación de muchos representantes de La Cámpora al Parlamento Nacional.

No dejó de subrayar “el descrédito” que soporta la clase política desde antes de 2001. Y reveló que la última vez que se entusiasmó con un proyecto fue en la década del 90 con Carlos “Chacho” Álvarez, Graciela Fernández Meijide y Carlos Auyero, que condujo a la candidatura del mendocino José Octavio Bordón y terminó en “un desastre”.

A lo largo de la entrevista, Sarlo evidenció su desilusión y lamentó que Margarita Stolbizer, (a la que pretendió resguardar) no haya podido encabezar la lista de diputados nacionales de Lavagna en la provincia de Buenos Aires. Ese cargo lo ocupara Graciela Camaño, “seguro que con la plata que pondrá (Luis) Barrionuevo”, deslizó.

Finalmente, señaló que Pichetto se adaptará al verticalismo de Macri, como lo supo de hacer en toda su carrera. Acotó que su misión será fortalecer la visión de derecha del gobierno y dividir al peronismo, “en una movida hàbil” del Presidente. Cuyo resultado, está por verse. “Todo cambia en 30 segundos en la Argentina”, sigue recitando el radical Juan Manuel Casella.

0 comments on “La oscuridad y el descrédito de la política en los últimos meses

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s