Sociedad

Tomando la leche con Carlos Bilardo, un crack, un tipo de barrio, un campeón

En terapia intensiva, uno de sus amigos, "Chiqui" Rubio, revive una de las miles de anécdotas sorprendente del, entrenador de la exitosa selección nacional de fútbol.

Argentina – y eso que no es el ombligo del mundo – parece el país de los antagonismos. Rosistas-anti Rosistas; Yrigoyenistas- anti Yrigoyenistas; peronistas- antiperonistas.…asi hasta la eternidad. En el fútbol, lo remarcó el critico gritón Horacio Pagani, la alteridad se dio con fuerza entre bilardistas y menottistas. Hoy Carlos Salvador Bilardo, atraviesa un trance muy difícil. Y afloran los sentimientos, que nos levantan o nos tiran abajo, haciendo de la unidad entre nosotros, con criterios distintos, una quimera. Humanidad, considera oportuno reproducir un testimonio del Gerente de Comunicación de la Superliga Argentina de Fútbol, Miguel Ángel Rubio. Simplemente “Chiqui” para los amigos.

Por Miguel Ángel Rubio

Hace un par de años, por amor a 3 admiradores de él que son amigos míos, quise darles el gusto y organicé la leche con Carlos. Lo llamé y aceptó enseguida. Fueron 3 horas de anécdotas, risas, alguna lágrima y mucho, pero mucho cariño. Mis amigos, felices de haber vivido un momento único, intransferible para ellos. Yo, feliz por haberle cumplido el sueño a Walter Ezequiel Lopez , a David Vazquez y a Gerardo Folgueira. Faltaban sus sensaciones. Pero… yo pensé que para él había sido una charla más de las miles que tiene por mes…

A la nochecita, Bilardo me llamó por teléfono: “Rubio, Rubio… Buenitos los pibes amigos tuyos… Podemos repetir esto otro día… estuvo buenísimo…”. Justo él, de quien creí que ya nada me asombraba, volvía a sorprenderme. Carlos Salvador Bilardo es un crack de tipo. Humilde, de códigos, de barrio, generoso…

Uno puede identificarse o no con su pensamiento futbolístico (de hecho yo no quería que viniese nunca a mi club del alma), pero es indudable que ha dejado una huella.

Creó pertenencia a la Selección (gran coincidencia con su “rival” ideológico futbolístico, Menotti), con él sus jugadores amaron la celeste y blanca, la priorizaron, enfrentaron a sus clubes por ella. En todos los lugares del mundo a donde fui con él, siempre era rodeado por cientos de cámaras y periodistas.

Un personaje de verdadero renombre internacional que, por su humildad y porque lo teníamos siempre a mano, nunca se tuvo real dimensión de su figura.

En los mundiales jamás se pueden dar más de dos pasos seguidos con él en un centro de prensa sin ser interrumpido. Con Bilardo tengo miles de anécdotas. Dan para un libro entero.

Compartiendo “la leche” con el creador de un estilo mundial

Pero quería reflejar en este momento, una de las últimas que viví con él y que disfrutaron mis 3 amigos citados líneas arriba. Esa fue mi última “leche con Bilardo”. Ante el acercamiento del “fin de su otoño”, quería compartir en unas líneas la clase de tipo que es. Para las anécdotas de fútbol, viajes y personajes ya habrá tiempo. Ahora, todos rogamos por su recuperación, por más difícil que parezca. Mientras, hay que recordarlo con su espíritu y don de gente.

0 comments on “Tomando la leche con Carlos Bilardo, un crack, un tipo de barrio, un campeón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s