Argentina Política

“No hay que volver al pasado”

En simultáneo con el acto de cierre de sus rivales en Rosario, Macri volvió a Córdoba, para tratar de retener los votos que lo hicieron llegar a la Presidencia en 2015.

Esta vez no hubo globos amarillos. En la vigésimo primera visita a Córdoba, una provincia que fue clave en su triunfo de 2015, el presidente Mauricio Macri, volvió a insuflarse de energía para alcanzar una paridad o desventaja mínima el domingo en las PASO e ir por la hazaña en la primera vuelta de octubre, como lo alienta optimista su asesor ecuatoriano Jaime Durán Barba.

El acto de Macri – en simultáneo con el de Alberto Fernández y Cristina en Rosario – tuvo menos cantidad de concurrentes y más baja audiencia en los canales de cable que transmitieron en directo y permitieron el zapping. Pero que eso influya en los votantes habrá que constatarlo. La economía la juega en contra, y eso lo hace agitar el temor “a la vuelta al pasado”.

A Macri no le gusta el micrófono. Lo tomó 10 minutos, encendido, y tuvo un párrafo especial, en medio de los “sí, se puede” (a las que son tan proclives los norteamericanos), para despejar la incertidumbre que en su criterio hace tanto mal a la política. Se olvida que es algo a lo que estamos acostumbrados y que hay ciclos de idas y vueltas, producto de la naturaleza de los argentinos y del cuadro geoestratégico global.

“Ahora los cordobeses – expresó – tienen más responsabilidad que hace cuatro años. Tienen que ratificar todo lo hecho hasta ahora. Empieza a decidirse en pocas horas. Este domingo se decide si seguimos avanzando hacia el futuro o si volvemos al pasado”.

Macri cuenta con la simpatía del electorado de la provincia mediterránea y con el apoyo indirecto del gobernador Juan Schiaretti, que al habilitar la “boleta corta”, dio libertad de acción para elegir la fórmula presidecial. A diferencia del acto de Rosario, estuvo solo en el escenario. Alberto y Cristina hicieron su show escoltados por todos los gobernadores peronistas (menos Schiaretti) y los principales dirigentes, entre ellos “ventajita” ( así denominado por el Presidente) Sergio Massa.

“Avanzar o retroceder”, planteó. Como si fuera tan sencilla la cuestión. Alberto prometía en ese instante que no se pelearía “nunca más” con Cristina y que ejercería cabalmente el papel de mandamás en el Ejecutivo. Ver para creer.

Al lado de Macri, se colocaron luego algunos perdedores en los últimos comicios provinciales, el diputado Mario Negri (hoy primer candidato para renovar la banca) y Luis Juez.

“En este gobierno nadie roba y nadie es un bandido”, entusiasmó a su auditorio que habían llenado la Plaza de la Música.


0 comments on ““No hay que volver al pasado”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s