Argentina Política

Cierre e incertidumbre electoral para las PASO

Pichetto puso el dedo en la llaga: dijo que 2 o 3 puntos de diferencia para cualquiera no afectaría la estabilidad económica.

Se llega a las PASO con tranquilidad. Faltan apenas dos días y no implosionó la economía, como señaló el peronista y candidato a vice de Juntos por el Cambio, Miguel Pichetto, quien por un canal cordobés acusó al desafiante postulante del Frente de Todos, su ex compañero Alberto Fernández, de haber intentado provocar una “corrida del dólar”, la que, de prosperar, hubiese sido muy “peligrosa”.

De hecho, los cierres fueron celebratorios y emotivos, con frases estereotipadas, que no permiten despejar la incertidumbre aportada por los esquivos y ubicuos encuestadores.

En la aparición final, Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, en Vicente López, destacaron que “por primera vez en 90 años, un Presidente peronista terminará su mandato”. Y no se desecharon la reelección de ambos, para lo cual instaron con fervor a ir a votar este domingo en las primarias.

Macri llamó “leona” a Vidal y “una topadora si está convencida” y se río de si mismo por haberse festejado ayer el día del gato. “Estoy más sensible”, bromeó y se le escapó un lagrimón. Por supuesto, los dos pusieron el acento en las obras realizadas, en la lucha contra la corrupción y las mafias. Poco hablaron de las protestas de los más rezagados por el modelo (Vidal abordó algunas cuestiones urticantes), el Talón de Aquiles de  la actual administración.

Fernández, desde Córdoba, un distrito tradicionalmente anti K, con el único gobernador refractario del PJ, Juan Schiaretti, (ordenó boleta corta para preservar su “muy buena relación” con Macri), reprochó al jefe de Estado haber llevado a la pobreza a 4 millones y medio de personas. Repitió que se inclinará por los humildes, los trabajadores y los jubilados, y no por los bancos o los especuladores financieros. Catorce mandatarios peronistas habían firmado antes con él un compromiso para alentar la producción.

En el Orfeo, de la Córdoba anti K, Alberto, atacó la especulación financiera

“Yo no estoy acá por un cargo ni vine para hacerme rica. Estoy acá para dar las peleas que hay que dar para que vivamos mejor”, dijo Vidal en Buenos Aires, en el mismo momento que Fernández, atacó a la gestión del PRO desde Córdoba.

“No a los malos de antes, ni a los malos de ahora”, dijo el tercero en discordia, Roberto Lavagna, en su acto final junto a Juan Manuel Urtubey, en la localidad bonaerense de San Martín.

La adquisición de Macri, el senador Pichetto, habló llanamente. Descartó cualquier fraude electoral el domingo. Consideró que están dadas “las garantías electorales”, algo en lo que coincidieron otros legisladores del Frente de Todos, pese a la presentación legal ante la jueza Servini de Cubría.

Es cierto: hay dos proyectos antagónicos en disputa. Uno, el macrismo, que se define como abierto al mundo y al mercado de capitales (geoestratégimante, apoyado hoy por Estados Unidos, Brasil, Colombia y Chile). El otro intervencionista y/o distribucionista con fuerte presencia del Estado, encarnado por Alberto y Cristina, la “jefa” que ensaya una “generosidad y desprendimiento” obligada por circunstancias de diversa índole.

Fue Pichetto el que puso el dedo en la llaga sobre lo que puede pasar a partir del lunes 12. Señaló que si gana el gobierno por 2 o 3 puntos o pierde por la misma diferencia, “la economía seguirá estable”, hasta la primera vuelta del 27 de octubre.

“9 o 10 puntos sí serían trascendentes, pero eso no va a ocurrir”, presagió. Y aventuró que los gobernadores e intendentes “poco o nada le aportarán a Alberto y Cristina”. A las fuerzas de Lavagna y José Luis Espert, las llamó “minoritarias”, y sugirió que después del domingo los adherentes de ambos tratarán de trasformar sus voluntades en “votos útiles”.

No subestimó Pichetto el fervor popular por Cristina, pero dijo que tiene “un techo”, como quedó demostrado en Río Negro y Neuquén, territorios que conoce al dedillo.

En su cierre, descontracturado y feliz, Axel Kicillof, escoltado por Verónica Magario y Cristina, se permitió una advertencia: “Hay un rosario de promesas que (Macri) no cumplió ¡Menos carajo, y más trabajo! … vamos a volver mejores, pues somos otra cosa”.

Periodista. Trabajó en Crónica, NA, DyN, Clarín, Televisión Pública, Canal 13, La Nación y en el diario Río Negro. Becado por la Universidad de Harvard, asistió a cursos de perfeccionamiento en Boston, Estados Unidos. Además estudió en Alemania y Francia.

0 comments on “Cierre e incertidumbre electoral para las PASO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s