Argentina Política

¿Influirá más el malestar económico o el temor a un kirchnerismo mejorado?

Las PASO de hoy son una previa con sabor agridulce. Habrá que armarse de paciencia y vigilar la transparencia de esta encuesta de campo.

No es lo mismo volver “con la frente marchita”, como cantaba Gardel, o con la cabeza bien alta como se proponen los muchachos del Frente de Todos, con una resistencia que oscila, pese al bajón económico, en un 35 por ciento que no quiere por nada del mundo el retorno de los peronistas “populistas”.

A propósito de una nota de La Nación, del sábado, dos sindicalistas se trenzaron en una discusión sobre las derivaciones de un triunfo de Mauricio Macri-Miguel Pichetto, o de Alberto Fernández-Cristina Kirchner.

En lo único en que se pusieron de acuerdo de que hoy podría haber un “curro informático” en el escrutinio provisorio a cargo de la empresa anglo-venezolana SmartMatic (ya hizo dos pruebas fallidas y tiene mala fama), que podría extender el suspenso – y el dramatismo – unas tres semanas, hasta que se conozca el veredicto oficial de la justicia electoral.

El viernes, sin violar la veda, desde la Rosada (incluso lo dijo Pichetto por un canal cordobés), se dejó trascender que los Fernández podrían imponerse por 1 o 2 por ciento, sin hacer perderles el sueño ¿Por qué? Por el registro del mismo viernes: aumentaron las acciones y hubo una muy leve baja del dólar y del riesgo país. Eso se tradujo en calma bancaria y en confianza bursátil para aventar cualquier posible nubarrón el lunes 12 de agosto.

Volviendo a los sindicalistas, que hablaban – en voz alta – sobre que pasará en la CGT, que tiene previsto renovar sus autoridades el año próximo, uno de ellos promovió el ascenso como secretario general de Sergio Sasia, de la Unión Ferroviaria.

“Estás haciendo futurología – se sinceró el otro que, a regañadientes, admite que Cristina podría impulsar para ese cargo al bancario radical Sergio Palazzo -, pues si gana Macri, el movimiento obrero tendrá explosiones más grandes que las actuales”. Bueno es apuntar que Alberto F, pidió a las organizaciones sociales que calmaran sus protestas callejeras, algo que cumplieron casi al pie de la letra.

Los petroleros dirigidos por el senador por Neuquén, Guillermo Pereyra, más los gremios de servicios y otros como la UOCRA, Obras Sanitarias y UPCN, no se sienten incómodos con Macri-Pichetto. Buscarían reformas de trabajo sectoriales (no una ley general), pidiendo que se aliviane el impuesto a las ganancias y se establezcan fondos de ceses laborales con aportes empresarios. Como ha sucedido ya, estarían dispuestos a pactar con el Ejecutivo de Juntos por el Cambio.

La mayoría saldremos a combatir el modelo, algunos por convicción, y otros, porque el avasallamiento será tan grande – replicó el rebelde, de un gremio industrial -, que no les quedará otra salida que enfrentar la malaria”.

“Y si gana Alberto, ni mamado sube Sasia”, retrucó en referencia al reemplazante de José Pedrazza, fallecido el año pasado, estando en prisión por el asesinato de Mariano Ferreyra.

Con respecto a los resguardos oficiales sobre la transparencia del escrutinio provisorio, el ministro Rogelio Frigerio y el senador Federico Pinedo, interlocutores válidos para el peronismo, aseguraron: “no hacemos esas porquerías”.

Pero las dudas subsisten, por más que un importante kirchnerista e incluso Cristina en un mensaje por Whatsapp, aclararon que no le temen al fraude. Habrá fiscalización “hasta el último minuto”.

El respetado economista e intelectual Pablo Gerchunoff (asesor durante los gobiernos de Raúl Alfonsín y Fernando De la Rúa, por ende, radical), calificó de “payasada” la euforia optimista de la Bolsa.

Hasta Pablo Gerchunoff, calificó de “payasada” la euforia ficticia de los mercados del viernes

Pablo Gerchunoff‏ @pgerchunoffLo que está pasando en la bolsa es una payasada. Las encuestas optimistas no existen. Me consta de alguna de ellas. Algunas empresas están recomprando sus propias acciones. Lo único que indica esto es temor. Paren. 12:41 – 9 ago. 2019

Los sindicalistas en cuestión siguieron cruzados. El que apoya a Macri, dijo que hay margen para una derrota entre 3 y 5 puntos, y una remontada posterior y efectiva el 27 de octubre. El que milita por los Fernández, tiró 7 como “número definitorio”.

En provincia de Buenos Aires, el distrito del 37 por ciento del padrón, la diferencia de Axel Kicillof sobre la gobernador María Eugenia Vidal, se acorta en los papeles. Hay detectados cortes de boleta significativos contra Macri y en menor escala otros que perjudicarían al ex ministro e Economía mimado por Cristina. Humanidad, informó que hay intendentes peronistas disconformes, entre ellos los de Lomas de Zamora y Almirante Brown.

Es un misterio lo que pueda suceder en los distritos donde los gobernadores mandaron votar “boleta corta”. En Neuquén, por caso, Pereyra, del MPN, hace de todo para colocar dos senadores, él por la renovación y la ministra de Turismo, Marisa Focarazzo. Hasta consiguió autorización empresaria para que los obreros no se presenten a trabajar hoy en Vaca Muerta y puedan ir a sufragar. Pero tiene enfrente a un K que se juega mucho, el ex secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, a quien secundará una mujer de apellido ilustre, Silvia Sapag.

Periodista. Trabajó en Crónica, NA, DyN, Clarín, Televisión Pública, Canal 13, La Nación y en el diario Río Negro. Becado por la Universidad de Harvard, asistió a cursos de perfeccionamiento en Boston, Estados Unidos. Además estudió en Alemania y Francia.

0 comments on “¿Influirá más el malestar económico o el temor a un kirchnerismo mejorado?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s