Entrevistas Política

“Macri está fisurado y Lavagna será la segunda fuerza”

Candidato a diputado por provincia, "Topo" Rodríguez, dijo que es una necedad no reconocer el triunfo de Alberto F., pero acotó que aún "las cartas no están echadas".

“Nos quisieron sacar de las elecciones, pero en las PASO (terceros lejos, pero con la nada despreciable cosecha de 2 millones de votos, más de un 8 por ciento), conseguimos un muy buen punto de partida y ahora planeamos y aspiramos a ser la segunda fuerza el 27 de octubre”. Así de categórico, Alejandro “Topo” Rodriguez, segundo candidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires, detrás de Graciela Camaño, desvirtuó las versiones de que Consenso Federal, la fuerza que postula para Presidente a Roberto Lavagna, pueda sumarse al Frente de Todos, de Alberto Fernández y Cristina Kirchner.

“(Roberto) no es candidato a ministro de nada ni de nadie”, dijo en una entrevista concedida a Humanidad, en al que defenestró al presidente Mauricio Macri, y consideró que muchos de los votos desencantados con el dirigente del PRO, irán para Lavagna, así como también los de algunos kirchneristas.

Ex jefe de gabinete de la intendente de La Matanza, Verónica Magario (renunció en abril para sumarse a la campaña de Lavagna), y ex ministro de Asuntos Agropecuarios de Daniel Scioli, “Topo” Rodríguez dialogó en estos términos con Humanidad:

AP: Funcionó la trituradora de la polarización ¿Con qué expectativas va Consenso Federal a octubre?

AR: A pesar de la escasez de recursos, somos la tercer fuerza. Nos quisieron sacar de la cancha y aquí estamos, con muy buen punto de partida, para planear y aspirar ser la segunda fuerza en octubre.

AP: ¿Cuáles son las condiciones nuevas?

AR: Ahora se vienen dos debates, y Lavagna tiene la oportunidad de demostrar que es un hombre de Estado. Las primarias fueron un voto castigo a la economía y Roberto, ahí, es percibido, por el conjunto de la sociedad, con una enorme capacidad para timonear en momentos difíciles. Ya ha sido piloto de tormentas.

AP: Alberto Fernández lo está tentando. Tiene trabajando al lado suyo a Gullermo Nielsen ¿Lavagna puede correrse para ese lado?

AR: Nielsen forma parte del equipo de Alberto y como todos saben tiene una relación cordial y de respeto con Lavagna. Pero, políticamente, transitan por carriles distintos.

AP: ¿La polarización no los perjudica? ¿Les están queriendo sacar votos?

AR: Existió la polarización en la suma total entre dos fuerzas, pero de manera muy asimétrica. Dejó sin ninguna posibilidad al gobierno, que quedó fisurado. Macri no tiene posibilidades de ser reelecto. Tiene una economía complicada, y la sociedad mira más hacia Lavagna, por su experiencia.

AP: Hay una misión del FMI que se reunirá con el gobierno y economistas de Alberto, ¿Qué pasa con Lavagna?

AR: En esta oportunidad, no habrá ningún contacto. No está previsto. El Fondo querrá tener una percepción de como ven el futuro los principales actores.

AP: No puede desconocer la marcha a favor el gobierno del sábado pasado ¿Cómo la evaluaron?

AR: No tiene vinculación con la tendencia electoral. Fue un fiasco. La agencia estatal Telam habló de cientos de personas en las principales capitales y plazas. Donde más hubo fue en Mendoza, unas mil. Se trata de un mal augurio para Macri. Pero lo más grave…

AP: ¿Lo más grave?

AR: … es que el Presidente actuó como candidato y no como hombre de Estado. Alentó una movilización (porque no fue Brandoni, fue él) con eje central en la acusación a la mayoría de los argentinos de querer destruir la República democrática. Se sumó a la marcha desde el balcón de la Rosada, algo muy grave desde el punto de vista institucional. Hubiese hecho la concentración en un estadio. Salió al balcón y hablo como Presidente. Se olvidó de la concordia nacional. Quedó como alguien que se pone al frente de la campaña para defender a la República de los que votaron contra su gobierno.

AP: ¿Dónde cosechará Lavagna?

AR: En primer lugar, entre los desencantados de Macri y también en kirchneristas que no ven alejado a Lavagna del peronismo de los últimos años, con un manto de eficacia. La insistencia de Alberto en elogiarlo y de decir que le gustaría tener un asesor como él, favorece a Lagvana.

“Pichetto quedó atrapado en una derrota histórica”, dijo el “Topo”.

AP: No es lo que opina (Miguel) Pichetto.

AR: Pobre, quedó atrapado en una derrota histórica de la cual es uno de los principales protagonistas.

AP: ¿Qué pretende Macri?

AR: Lo que está haciendo Macri es perverso. Simula querer dialogar y pide ayuda, pero trabaja con lógica electoralista. No quiere consensos, solo confrontación. Fuimos los primeros en ir a hablar con Hernán Lacunza, pero a las 24 horas nos dimos cuenta que quiere pelearse con los gobernadores y que habla de la reelección improbable de Macri y María Eugenia Vidal. No tiene dotes políticas, y no debería tratar de despuntarlas ahora. Por un lado, Macri pide ayuda y por el otro manda a (Elisa) Carrió, a pronunciar exabruptos denigrando a los opositores. Y también la manda atacar a Patricia Bullrich.

AP: ¿Se revierte el resultado de las PASO?

AR: No hay votos atados ni consolidados. Falta bastante, aunque es necio desconocer que el resultado fue muy importante para Alberto. Igual la carrera sigue y no está dicha la última palabra.

Periodista. Trabajó en Crónica, NA, DyN, Clarín, Televisión Pública, Canal 13, La Nación y en el diario Río Negro. Becado por la Universidad de Harvard, asistió a cursos de perfeccionamiento en Boston, Estados Unidos. Además estudió en Alemania y Francia.

0 comments on ““Macri está fisurado y Lavagna será la segunda fuerza”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s