Argentina Política

Macri autorizó al ala política procurar un gobierno de unidad nacional

El ministro Frigerio y el diputado Lipovetzky, bujscarán consensos para tratar de amortiguar la polarización.

El 27 de octubre se juega el segundo tiempo. O será un partido de tenis que se disputa hasta el tercer set, donde uno gana y saluda al rival cordialmente. Estos son dos conceptos deportivos del sector político del presidente del presidente Mauricio Macri, para llevar “tranquilidad” a la población, descartar de plano “un corralito” como el que tuvo lugar en los frenéticos 2001, y abogar por “un gobierno de unidad nacional” a partir del 10 de diciembre.

Dos hombres salieron a ser voceros de esa posición, tras reunirse con el jefe de gabinete Marcos Peña. El ministro del Interior, Rogelio Frigerio (al que en algún momento se mencionó como su posible reemplazante) y el diputado Daniel Lipovetzky, al que bocharon para ir por su reelección (apenas quedó como candidato para legislador provincial).

Para fuera, ambos sostendrán que Macri podría revertir la amplia diferencia que le sacó Alberto Fernández en las PASO del 11 de agosto. Pero el propósito escondido, es tratar de ampliar la base para conseguir la mayor representación parlamentaria posible y retener la ciudad de Buenos Aires, como cabecera de una alternancia democrática.

Frigerio, en manifestaciones reproducidas por la agencia oficial Télam, dijo que ningún espacio por sí solo es “la única solución” a la crisis que el país arrastra desde tantas décadas. Por supuesto, el ministro da por sentado que si triunfase Macri, debería llamar a Fernández y Roberto Lavagna. La cruda realidad, es que espera que Alberto convoque a los otros dos porqué – reconoció -. “en algunas cuestiones, los caminos elegidos (por el gobierno) no funcionaron”.

Lipovetzky, un hombre que siempre apostó al consenso, amigo de Alberto F. y gran defensor de la ley sobre interrupción voluntaria del embarazo, paseó sus penas en el programa radial “A confesión de parte”, conducido por Romina Manguel.

“Esto no es un Boca-River”, sostuvo Lipovetzky, símbolo de los pañuelos verdes

“Esto no es Boca-River. Hay que terminar con la polarización y construir consensos”, expuso. Admitió que es parte de un proyecto colectivo, en el que vio frustrada sus expectativas y eludió hablar de las versiones que lo ubican cerca de Alberto Fernández.

La campaña oficialmente está en marcha. El flamante ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, tomó “medidas que van en la dirección correcta”, según Lipovetzky y el kirchnerista Carlos Heller. Aunque éste último, apuntó que “llegaron tarde”.

Lipovetzky se permitió una humorada repetida en el pasado por fuerzas de izquierda: “en el cuarto oscuro, los patrones no te ven”.  En clara referencia a que dentro de 50 días podría modificarse la conducta de parte de los votantes, luego de evaluar “el palazo” que sufrió Macri en las PASO y sus consecuencias.

Crítico de las mayorías parlamentarias hegemónicas (mencionó lo “terrible” que fue la aprobación durante el cristinismo del memorándum con Irán), Lipovetzky admitió que al gobierno “le faltó encontrar un norte con consensos políticos”. Sostuvo que primó la preponderancia de funcionarios llegados del sector privado, que no tomaron en cuenta la profundidad “del golpe al bolsillo de la gente de clase media y media baja”.

Frigerio y Lipovetzky sintonizan con el titular de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó y Nicolás Massot, encuadrados éstos últimos con reparos en el esquema presidencial verticalista fijado por Macri.

Son de los que no agitan “la grieta” ni tienen a Venezuela como un caso fantasmal. Saben que el presidente deja actuar libremente (quizá ya no tenga otra alternativa) a “Lilita” Carrió y al candidato a vice, Miguel Pichetto. Los dos se diferencian: golpean con dureza a Alberto y al cristinismo y rompen puentes, justo lo que ellos no quieren.

Periodista. Trabajó en Crónica, NA, DyN, Clarín, Televisión Pública, Canal 13, La Nación y en el diario Río Negro. Becado por la Universidad de Harvard, asistió a cursos de perfeccionamiento en Boston, Estados Unidos. Además estudió en Alemania y Francia.

0 comments on “Macri autorizó al ala política procurar un gobierno de unidad nacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s