Argentina Política

Plantones, reproches y temores de “chispas” en la campaña electoral

Macri se enojó con Acevedo, de la UIA. Fernández, pidió desactivar paros y protestas. Un fallo clave de la Corte y promesas de que "Sí, se puede".

Son momentos difíciles para gobernar y hacer campaña electoral. En Córdoba, el presidente Mauricio Macri, quien prometió impulsar, si es reelegido, una reducción del impuesto a las ganancias del 35 al 22 por ciento para monotributistas y PyMes, se molestó porqué el titular de la UIA, Miguel Acevedo, lo dejó plantado y no se quedó a escuchar su discurso.

Casi en paralelo, en San Juan, el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, quien acapara la atención de los industriales como si el 27 de octubre se tratase de un trámite formal para catapultarlo a la Rosada, pidió no generar “tensión social”. Casi rogó desactivar las protestas callejeras y los paros de Aerolíneas Argentinas, aunque se mostró comprensivo ante “justos reclamos” por el derrumbe de la economía. “Se trata de la crónica de una muerte anunciada”, dramatizó.

La Corte Suprema de Justicia, en tanto, por 4 votos a 1, falló en contra del gobierno y ordenó que la baja del IVA a los alimentos y los cambios en el impuesto a las ganancias no pueden afectar fondos coparticipables correspondientes a 15 provincias demandantes. Un dolor de cabeza para el Estado, que no tiene de donde sacar recursos.

Fernández, al conocerse que el índice de pobreza trepó a casi el 35 por ciento de la población, señaló que ese flagelo orillará el 40 por ciento “cuando Macri” deje el poder, a fin de año.

Fue particularmente duro con Macri, quien desarrolla este mes sus salidas diarias a favor del “Sí, se puede”, para tratar de revertir el resultado de las PASO, que lo dejó más de 15 puntos abajo.

Habló de “inoperancia” que conduce a la “desesperación”  de 5 millones de pobres nuevos, por efecto de la devaluación del peso.

Alberto F. en San Juan: “Una chispa puede prender una bomba”

No obstante, Fernández, exhortó a dejar de lado las medidas de acción directa. “Existen riesgos…alguien pueda hacer lo que no corresponde y una chispa puede prender una bomba”.

No quiso adelantar quien preside la fórmula junto con Cristina Kirchner, cuáles serán sus ministros, pero indicó que requisitos básicos serán idoneidad y honestidad. Se excusó de adelantar medidas antes de conocer “las reservas que nos dejará” Macri. Afirmó que Argentina cumplirá con sus acreedores internos y externos, en base a desarrollos sustentables y acuerdos sociales con empresarios y trabajadores.

Descartó cualquier posibilidad de adelantamiento de la entrega del poder después del 27 de octubre. “Hay que respetar los términos constitucionales. No creo que nada lo precipite. Ya estamos como estamos…habrá que esperar un mes más y trabajar con mucha conciencia”.

Acompañado por el gobernador Sergio Uñac y dos de los dirigentes que suenan como futuros colaboradores, María Eugenia Bielsa y Eduardo “Wado” De Pedro, Alberto avisó que tiene la intención de “recuperar urgentemente el consumo” en el país y hacer un pacto por consenso “para encender la economía que Macri apagó el primer día que llegó al gobierno”.

“Argentina está postrada, en terapia intensiva”, subrayó.

Precisó que luego del pacto vendrá “la recuperación”. Con respecto a Aerolíneas, anunció que la quiere “de pie, como línea de bandera” y que los pilotos “son víctimas del descuido” gubernamental, aunque les pidió levantar la huelga prevista para el fin de semana. “No es un buen momento para tomar estas medidas”, expresó.

Lanzó un dardo al gobernador de Mendoza, el radical Alfredo Cornejo, por haber hablado de la corrupción K, a raíz de los aviones privados con gobernadores que fueron a esa provincia para apoyar a Anabel Fernández Sagasti, finalmente derrotada por Rudy Suárez. “Lamento que haya visto solo aviones, había un proyecto de desarrollo federal distinto” para gestionar y llevar el poder central a distintas ciudades del interior y convertirlas en “capitales alternativas”.

En reacción a las denuncias sobre un supuesto “fraude” cometido por el FdT por la ventaja sacada en las PASO, contestó que “es una necedad que el gobierno acuse a la oposición, cuando tiene todas las herramientas para control”. Ironizó: “Ya Macri le echó la culpa a todos los argentinos (por cómo votaron), ahora piden que se queden a fiscalizar hasta las 3 de la mañana, y la vez pasada los mandó a dormir a las 10 de la noche”.

También en tono electoral, Fernández dijo que no hay que creerle a Macri cuando asegura que se terminó el ajuste. “Gobernar es su responsabilidad, no la mía. Ojalá que no se entusiasme en sacar DNU para ayudar a sus amigos y deje que resuelva el Congreso”.

Por último, mencionó que “el gran problema es la situación de hambre de los más chicos, que no reciben alimentación adecuada y luego padecen en su capacidad cognitiva. El mundo está reclamando hoy conocimiento. Donde para nosotros hay una necesidad, para el gobierno hay un negocio”.

Periodista. Trabajó en Crónica, NA, DyN, Clarín, Televisión Pública, Canal 13, La Nación y en el diario Río Negro. Becado por la Universidad de Harvard, asistió a cursos de perfeccionamiento en Boston, Estados Unidos. Además estudió en Alemania y Francia.

0 comments on “Plantones, reproches y temores de “chispas” en la campaña electoral

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s