Argentina Política

¿Lo pasado, pisado?

Todo gira alrededor de las elecciones del 27 de octubre: el viaje de Massa a Estados Unidos, los debates presidenciales, los fantasmas de Venezuela y el populismo.

Los problemas, con variantes, se repiten. No se requiere más que revisar un poco el archivo para constatar que las oscilaciones obedecen a un contexto local, regional y mundial, donde pesa Estados Unidos. Hacía allí viajó hace unos días el primer candidato a diputados del FdT por la provincia de Buenos Aires, Sergio Massa, para tratar de convencer, sin convencer, que lo pasado, pisado. El autor de ésta nota, en diciembre de 2012 (los fines de año se presagian desgracias, además de esperanzas) escribió: Argentina transita una variante del suplicio de Tántalo, sentenciado por Zeus a una tortura eterna: tenía al alcance de la mano lo necesario para calmar su sed y hambre, pero cuando intentaba beber o comer, el agua y los frutos tomaban distancia por arte de magia y se tornaban inaccesibles. O, a la inversa, padece en carne propia los versos de un tango escrito por Horacio Guarany, donde el protagonista se desesperaba por aproximarse a quien quería, pero le advertía al mismo tiempo que si se le acercaba, él se alejaría.

El péndulo geo estratégico, decía Raúl Alfonsín, es como un reloj suizo, que va y viene entre modelos más populares, inclusivos y solidarios y otros que representan a los casinos, a una suerte de timba internacional. Hoy, tras las variantes kirchneristas puras y la frustrada etapa económica de Mauricio Macri (éste pide más tiempo y un tercio del electorado está dispuesto a concedérselo), la cifra de pobres se acerca al 40 por ciento. A despecho que en el país se producen alimentos para más de 400 millones de habitantes. 800, según el candidato a vice de JxC, Miguel Pichetto, quien le quiere demostrar al presidente Donald Trump, que la fórmula oficialista está a la derecha de Jair Bolsonaro.

Terceros afuera. Es el momento de la puja electoral. Se viene la pelea por los votos verdaderos, el 27 de octubre. Como universalizó “Ringo” Bonavena, te sacan el banquito y te quedas solo en el medio del ring, con otro que viene a tratar de masacrarte. Esta noche, en Santa Fe, y la del próximo domingo, en Buenos Aires, los titanes harán su show mediático, pero ya la gente insinuó con contundencia su veredicto en el amistoso inamistoso del 11 de agosto.

El show de los debates

Tanto que Lilita Carrió avisó que se proclamará ganadora a las 6 de la tarde de ese 27 de octubre. Y Macri, impelido por Pichetto, ensució la pelea con un tema que pone rabioso a Trump: el régimen venezolano de Nicolás Maduro. Donde, claramente, el kirchnerismo duro no concederá bajarse los pantalones, a pesar de la necesidad de acercamiento amistoso con la potencia del norte, el FMI y los acreedores privados. Lo que ensayó el pícaro Massa. Con sonrisas y bromas que esconden intereses, esto es la rueda que moviliza el mundo: los capitales, que algunos argentinos ricos prefieren preservar fuera de las fronteras para falta de confianza en sí mismos.

¿Reconocer en la actual coyuntura a la embajadora de Juan Guaidó en Buenos Aires o echar a los diplomáticos de Maduro, no es una bofetada, similar al beso escandaloso que en Polonia Ewa Brodnicka le estampó en la boca a la argentina Soledad Matthusse? Siempre Boca.

En fin. En los actos místicos de Macri por diferentes ciudades, Raúl Lavié entonó con emoción el himno nacional. Luego declaró ante Eleonora Cole, que no pertenece a ningún partido, pero igual aboga por el voto calificado: “Hay un gran porcentaje, sobre todo en el conurbano, de jóvenes a los que no les importa y que tienen poder de voto. Eso también es peligroso para la democracia”, fue su argumento.

Lavié cantó el Himno en Bahía Blanca y luego pidió “voto calificado”

Producir más, dejar de castigarnos entre nosotros”, es una consigna que lanzan los líderes progresistas y que no concretan, por H o por B. Eso lo demuestra el paso del tiempo. No basta más que recordar la recomendación hecha hace unos años el ex presidente José “Pepe” Mugica, quien esta semana estuvo con Alberto Fernández, en el Colegio Nacional Buenos Aires: “Quiéranse más entre ustedes”.

Hay realistas y conciliadores fuera del cuadrilátero. Los ministros Hernán Lacunza y Rogelio Frigerio – blandos, para Carrió y Pichetto -, ya están trabajando con asesores de Alberto Fernández, para armonizar lo que pueda sobrevenir después del 28 de octubre, si no se produce “el milagro”. Habrá que esforzarse para que no se asemeje el grabado de Góngora, que inmortalizó la maldición de Tántalo.

Periodista. Trabajó en Crónica, NA, DyN, Clarín, Televisión Pública, Canal 13, La Nación y en el diario Río Negro. Becado por la Universidad de Harvard, asistió a cursos de perfeccionamiento en Boston, Estados Unidos. Además estudió en Alemania y Francia.

0 comments on “¿Lo pasado, pisado?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s