Argentina Política

“No queremos más prepotencia”

Hay "una piedra" que hace tropezar a los argentinos. Para Macri (a diferencia de lo que piensa Fernández) la pone el peronismo. Gran concentración en el Obelisco.

La multitud fue impresionante. Con predominancia de banderas argentinas y cánticos y respuestas simples, ante el impulso que Mauricio Macri (un orgulloso gato de 8 vidas, por la presencia del “rejuvenecido” Miguel Pichetto, según se vanaglorió) que los instó a corear el “sí, se puede”, “esto se da vuelta” y reiterativos “sí” a preguntas elementales a favor de la justicia, la libertad, la paz, la honestidad. Cuando llamó a pronunciarse contra la impunidad, parte de los manifestantes, además de la afirmación, hicieron saber que querían ver “presa” a Cristina Kirchner.

Según la evaluación de Humanidad, Macri sentó baza a una prédica del ingenioso Torcuato Di Tella, fallecido en junio de 2016. Aquel ingeniero rebelde e irónico, hijo del fabricante (además de las heladeras) de los Siam Di Tella que se usaron como taxis, sostuvo que en la Argentina no hay espacio para el centro a secas. Sino para un centro derecha de clase media y media alta como ayer se concentró en torno del Obelisco (más inclinado a la defensa de los intereses empresariales) y otro de centro izquierda (conformado por el heterogéneo Frente de Todos), enfocado en los intereses de los trabajadores, las PyMes y los más humildes.

El jefe de gabinete, Marcos Peña, ofició de telonero antes del comienzo del acto, al que Macri llegó caminando, con un Hernán Lombardi, saltarín detrás. Primero, se le dio acceso al palco y al micrófono al jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien es el que más chances tiene de retener el distrito en manos del PRO y aspirar a una sucesión natural en el espacio que tiene por lìder aMauricio.

Multitud impactante en el Obelisco

En la parte central, con Mauricio emocionado ante un Pichetto que no sabía qué hacer con las manos (ni se le ocurrió mostrar los dedos en V), hubo tramos que en los que delineó su base para “esta semana histórica”:

“Así como ustedes me apoyaron después del 11 de agosto, hoy yo los apoyo a ustedes”, dijo e inició la serie de preguntas que recibían un “sí” estentóreo.

No nos vamos a quedar callados viendo como nos roban el futuro…ustedes son la fuerza y la energía que el país necesita. Antes estaban en silencio y con miedo. Regalamos espacios y unos pocos se apoderaron del Estado”, insufló ánimos.

Se erigieron (por los peronistas-kirchneristas) en dueños y fueron por todo. Dijimos basta. Hasta acá llegamos – indicó – con pequeñas rebeliones, convertida hoy en una rebeldía pacífica”.

Cómo hizo en otras caravanas por el interior del país, contradiciendo a Alberto Fernández, con quien volverá a debatir mañana, en la Facultad de Derecho, negó que “los negocios” hayan ido solamente para “los amigos”. También fueron para “los adversarios políticos”, aseguró.

Reconoció que no interpretó la profundidad de los problemas y que necesita “más tiempo” para resolverlos. “No caigamos en espejismos, en las mismas promesas – apuntó – de los que nos mintieron, patotearon y destruyeron el país y ahora levantan el dedo en alto diciendo que ellos son los que saben. No debemos tropezar siempre con la misma piedra”.

La gobernadora María Eugenia Vidal brilló con la bandera argentina

Insistiendo que el resultado del 11 de agosto fue ficticio, señaló que “la elección real es el 27 de octubre”. Destacó que no es una más, que hay que fiscalizar y lograr respeto. “No queremos prepotencia en las mesas”.

Llamó la atención, el palco distante en el que se ubicó la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, vistosa y, en un momento, con una bandera argentina envolviendo su torso. Las cámaras no detectaron la presencia de “Lilita” Carrió, líder de la Coalición Cívica.

Al final, Macri pidió “dar vuelta la página de la frustración” y aconsejó a sus seguidores a dispersarse “tranquilos y despacio, convencidos de que juntos, tenemos futuro”. Lo hicieron así, caminando y contentos, dejando todo limpio y sin destrozos.

Periodista. Trabajó en Crónica, NA, DyN, Clarín, Televisión Pública, Canal 13, La Nación y en el diario Río Negro. Becado por la Universidad de Harvard, asistió a cursos de perfeccionamiento en Boston, Estados Unidos. Además estudió en Alemania y Francia.

0 comments on ““No queremos más prepotencia”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s