Historia Política

El vicepresidente que murió siendo vendedor ambulante

Elpidio Gonzalez, yrigoyenista, fue vicepresidente de Alvear. Represor en la Semana Trágica, murió en la pobreza, vendiendo pomadas para zapatos. Uriburu lo encarceló.

Efectos no deseados. En días de egoísmo y falta de solidaridad, por más que verbalmente se predique lo contrario, rescatamos la historia del vicepresidente de Marcelo T. De Alvear, entre 1922 y 1928. Se supone – pese a que se hace lo contrario – que la política es prestar un servicio para la comunidad sin canonjías especiales. Somos humanus, como dice el director de Humanidad, y como tal nos comportamos, con nuestras flaquezas de animales con capacidades superiores ¿Será por eso que se impone el capitalismo salvaje? Oportuno es reflotar un texto – tipo cachetada – que hizo circular el periodista y escritor Rubén Tizziani, sobre la personalidad de Elpidio González, quien además fue ministro de Guerra e Interior y jefe de Policía (nunca le perdonaron anarquistas y socialistas la represión encabezada en la la Semana Trágica, de 1919). Hoy con esos cargos, cualquiera podría adquirir propiedades, encerrarse en un barrio privado y/o poseer riquezas ocultas. Lo cierto es que Elpidio murió en la pobreza y por paradoja del destino, su caso derivó en una ley creando lo que hoy se conocen como jubilaciones de privilegio. Elpidio González no la promovió ni la aceptó. Contradicciones de la política argentina que se mantienen en el tiempo.

“(…) en un tranvía cierto domingo de un frío invierno, al mediodía, un anciano, pesándole más los años que el maletín de gastado cuero cargado de betún y anilinas Colibrí para los zapatos con que se ganaba la vida, vistiendo un traje gris, pobre y limpio y la barba, larga pero cuidada, subió a un tranvía.

Después de sacar el boleto se sentó al lado de un señor que venía leyendo un libro: Cantos de vida y esperanza, “un buen libro de Rubén Darío”, le dijo el anciano al pasajero lector, y luego se enfrascó en sus cosas sin prestarle más atención.

El anciano contaba ahora algunas monedas que había obtenido de la venta del día. “Y sí, es él”, pensó el lector; ese al que ahora se le caía una moneda de un peso y se levantaba cansinamente a recogerla. Era él, el mismo que decían que vivía en un cuarto de la calle Cerrito que se venía abajo; el mismo que había rechazado una pensión que le correspondía; el amigo de Yrigoyen; el vicepresidente de Alvear. el que tampoco aceptó una casa que el gobierno quiso darle para que viviera como merecía.

Sí, era Elpidio González. El viejo político, con la moneda recuperada en su mano, jadeó un poco. Se había agitado al agacharse a recogerla. Y, como justificándose, dijo a su vecino al sentarse nuevamente junto a él: “Si no la uso como limosna, la usaré para comer”.

Y en la siguiente parada se alejó hacia la puerta trasera, como un espectro, para irse. “¡Oiga, señor González! -le dijo el viajero- sírvase guardar el libro que le agrada con usted. Sería un honor para mí que le aceptara”.

El anciano le miró agradecido y, cerrando los ojos, le dijo con convicción y humildad: “Un funcionario, aunque ya no lo sea, no acepta regalos, hijo. Y, además, recuerdo bien a Darío, mejor que a los precios de las pomadas: … y muy siglo dieciocho, y muy antiguo, y muy moderno; audaz, cosmopolita; con Hugo fuerte y con Verlaine ambiguo, y, una sed de ilusiones infinitas”.

Hasta aquí el texto de Tiziani.

En la revista EL SUR, el periodista Ricardo Alfieri, en una crónica en “claroscuro”, titulada “Un tal Elpidio González,”, tras su muerte, el 18 de octubre de 1951 escribió: En su místico testamento pidió “(…) la limosna del hábito franciscano como mortaja y la plegaria de todos mis hermanos en perdón de mis pecados y en sufragio de mi alma”.

0 comments on “El vicepresidente que murió siendo vendedor ambulante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s