Argentina Política

¿Tendrán incidencia los conflictos regionales en la elección Argentina?

"No", aseguró el consultor Fara. Pero Pichetto habló de "una conspiración internacional" y Alberto dijo que Chile es el país "más desigual" de la región.

En medio de crisis y sobresaltos, con grados de exasperación razonables, hacia la crucial elección presidencial del domingo próximo en la Argentina, se desataron focos de violencia e incordio en países vecinos como Chile, Ecuador, Bolivia y Perú. En apariencia, tienden a enmarañar aún más el antagonismo entre Mauricio Macri y Alberto Fernández. Con dos vices de carácter fuerte. Uno, de Juntos por el Cambio, el ex jefe del bloque de senadores del FpV, Miguel Pichetto, denunció una conspiración cubana-chavista (después de haber propuesta dinamitar una villa de emergencia); la otra, del Frente de Todos, Cristina Kirchner, en un segundo plano, fijó líneas directrices anti liberales y apuntó a los grupos y personas que “se la llevaron”, dejando al país endeudado, pero sin agitar propuestas socializantes.

¿Cuánta influencia pueden tener a seis días de los comicios, donde pese a la intolerancia mutua entre Macri y Fernández, predominan los ánimos por cerrar la grieta, por más insultos y pretensiones punitivas que se exhiban de uno y otro lado?

El consultor Carlos Fara, hizo esta evaluación para Humanidad: “No tendrán efectos. En la Argentina, el escenario tiene una gran definición (dada por las PASO del 11 de agosto) y es difícil que un elemento internacional, salvo que sea de crisis económica mundial, modifique una tendencia tan marcada”.

Fara no solo no vio incidencias en el proceso electoral argentino, sino que expuso que hay motivos diversos sobre lo que está sucediendo. “No es lo mismo lo que pasa en Perú y Ecuador y así podríamos seguir con Chile…”.

Agregó que, en todo caso,  el clima beligerante en Ecuador y Chile, en su opinión, propicia efectos contrarios a Macri, y favorables a Alberto Fernández.

Las cartas parecen echadas. La caravana del “Sí, se puede”, demostró la adhesión de un sector compacto de la ciudadanía de clase media y clase media alta, a postulados generales del Presidente, omitiendo el fracaso económico que afecta a la mayoría de la población.

No deberían descartarse fricciones, pero al margen de Macri y los bidones de nafta que carga Pichetto, hay sectores de Cambiemos y del radicalismo, que están pidiendo cerrar “la grieta” y lograr un gobierno y oposición con diálogo más razonable, como única forma de resucitar una convivencia con armonía social y política. Acá podrían ubicarse no solo a Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal, del PRO, sino también a Martín Lousteau, de la UCR porteña (sostenido por Enrique “Coti” Nosiglia), y a radicales como Ricardo Alfonsín, Federico Storani y Ricardo Gil Lavedra.

Pichetto, después de que el ministro Dante Sica señalara al programa Terapia de Noticias que las “inoportunas” manifestaciones de Fernández, tras las PASO, obligaron al gobierno de Macri, abandonar su ADN y tomar medidas kirchneristas, intentó calentar la pelea.

Aseguró, en declaraciones radiales, que “Cuba y Venezuela” están impulsando “procesos de desestabilización en otros países latinoamericanos…un tufillo cubano se percibe en la Argentina”.

Pichetto descubrió así la inquina hacia Cristina, a la que estuvo subordinado directamente 8 años. La ex presidente viaja permanentemente a La Habana, para visitar a su hija, quien se repone en la isla caribeña.

Dos modelos antagónicos y pacíficos, por ahora

Además, a tono con el discurso de Macri, cuestionó a Fernández por tibio frente “a la dictadura de Venezuela”.

Fernández, molesto con los debates a los que consideró “inútiles”, le pregunto a Macri por qué no se pronuncia sobre los muertos en la represión en Chile, que tuvieron su detonante por el aumento del transporte.

“¿Somos conscientes los argentinos lo que toleramos?”, se preguntó en obvia referencia a los aumentos de “1500 % en las tarifas de gas, agua y electricidad”.

Fernández apuntó hacia “la desigualdad” que existe en Chile, país que “tiene la más amplia brecha entre ricos y pobres”.

No se privó de una ironía, al recordar que el ex ministro Nicolás Dujovne, ¿tuvo un gesto de honestidad intelectual cuando dijo que era la primera vez que se hacía un ajuste de esta naturaleza en época democrática y sin que la gente reaccione”.

Periodista. Trabajó en Crónica, NA, DyN, Clarín, Televisión Pública, Canal 13, La Nación y en el diario Río Negro. Becado por la Universidad de Harvard, asistió a cursos de perfeccionamiento en Boston, Estados Unidos. Además estudió en Alemania y Francia.

0 comments on “¿Tendrán incidencia los conflictos regionales en la elección Argentina?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s