Política Internacional

Golpe de Estado en Bolivia

La región sigue convulsionada. Ayer, en medio de revueltas, pasividad policial y una "sugerencia" de las FF.AA, renunció Evo Morales a la presidencia. Incertidumbre.

Con la policía amotinada, el jaqueo de la oposición política y la persecución a sus seguidores, la denuncia de la OEA sobre graves irregularidades en las elecciones del 20 de octubre, y la “sugerencia” de las Fuerzas Armadas para que se vaya, el presidente de Bolivia, Evo Morales, renunció a su cargo y denunció “un golpe de Estado”. Lo hizo junto con su vice, el socialista Álvaro García Linera, desde anoche refugiados en la zona cocacolera de Cochabamba. El dirigente indígena aseguró que no tiene la intención de “escaparse” porqué a lo largo de casi 14 años de gestión “no robó nada” y trabajó en favor de las clases populares y no para beneficiar a “los grupos oligárquicos”.

La situación, no obstante, es confusa. No hubo acuerdo entre el presidente Mauricio Macri y el electo Alberto Fernández, para sentar una posición común. El actual gobierno sostuvo que el diálogo es el mejor camino para solucionar la crisis, en tanto el Frente de Todos, a través de Alberto y Cristina Kirchner, se plegó a la teoría del “golpe de Estado”, a la que adhirieron los asistentes al Grupo de Puebla, Lula Da Silva y los gobiernos de Venezuela y Cuba. En contraste, Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, dijo que “las denuncias de fraude” derivaron en la dimisión. “La lección que queda para nosotros – agregó – es a necesidad en nombre de la democracia y la transparencia, de que el recuento de votos pueda ser auditado”. Rechazó utilizar la palabra “golpe”.

En rigor, el actual período de Evo vencía el 20 de enero de 2010, así que objetivamente hay una interrupción a la institucionalidad democrática. Por la mañana de ayer, Morales había aceptado a convocar a nuevas elecciones, tras la firme advertencia de la OEA, pero luego se precipitaron los hechos violentos con destrozos, heridos, muertos y amenazas, que provocaron su renuncia obligada.

Anoche, uno de los líderes de la rebelión política, desde Santa Cruz de la Sierra, Luis Camacho, aseguró que hay una orden de detención para Evo y Garcia Linera, que están “escondidos” en la zona del Chapare. Y promovió “empezar de inmediato el juicio a los delincuentes del partido de gobierno”.

El líder de la oposición más votado, Carlos Mesa, por su parte, celebró “el fin de la tiranía” y desde hoy se abocará a precisar las vías para encarrillar la situación, ya que nadie se hizo cargo del Ejecutivo. Evo reconoció al cierre de esta nota que “hay una orden de aprehensión ilegal” en su contra.

0 comments on “Golpe de Estado en Bolivia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s